Cómo llegar A Sallent de Gallego – Embalse de la Sarra

Si quieres llegar deberás partir desde Huesca y tomar la N-330 hacia Sabiñänigo. Tendrás que tomar un pequeño desvío a Biescas, tomando ahora la N-260, para poco después volver a desviarte, esta vez por la A-136 para Sallent de Gallego. Pocos cientos de metros después podrás ver una desviación a esta misma población, que te llevará directamente allí. Antes de entrar tendremos que coger el antiguo camino hacia Formigal, por el que tendrás que continuar 1km y medio hasta que te vuelvas a separar del camino para ir hacia el Embalse de la Sarra, del cual nos separarán solo 2km. Junto a este hay unos aparcamientos con establecimientos de comida incluidos, donde podrás tomar un descanso si es oportuno.

Refugio de Respomuso

Refugio de Respomuso

Ruta al Ibón y refugio de Respomuso

El  embalse de la Sarra será el inicio de la ruta. A este embalse llegan las frías aguas del Embalse de Respomuso. Si continúas el camino predeterminado cogiendo por la izquierda, podrás llegar a un parking y un lugar de descanso. Tras cruzar el río podrás retomar a mano derecha una senda que te conducirá, ascendiendo, hasta las  praderas de Tonadizas. Poco después acabarás dándole un regalo a tus sentidos gracias a la bella flora, sobre todo de hayas, además de accidentes naturales como cascadas y barrancos. Si continúas podrás completar la escena que estás presenciando con el mayor salto de agua del río de Aguas Limpias.

Desde que comenzó el recorrido debería llevar  una hora. Después de que cruce el extenso valle que lleva al Llano Cheto, en el punto mismo donde la subida se hace menos pronunciada, estarás a poco de atravesar el torrente de Arriel. Bajo su salto de agua podrás darte cuenta de que la pendiente volverá a crecer y empezarás a subir. Esta gran pendiente es conocida como la  cuesta del pino, y a través de ella podremos llegar a la gran cascada que alimenta al río Aguas Limpias.

Si continúas ascendiendo por una senda donde predominan las rocas, te acabarás dando cuenta de la escasez de flora, lo cual indica el inicio de explanadas extensas de bellos árboles. Estos también desaparecerán cuanto más subas.

Tras dos horas de subida acabarás topándote con la enorme presa conocida como el  Embalse del Respomuso, que fue construido a mediados del siglo pasado y sirve para aprovechar la fuerza del agua para poder generar electricidad conduciendo el agua por la montaña. También hay conductos bajo tierra que alimentan este precioso embalse.

En  2 horas y tres cuartos habrás alcanzado una altura de casi 700 metros de desnivel neto, pero lo más importante es que ya estarás frente al embalse de Respomuso, tras el que se divisará, lejos, el  Refugio de Respomuso, al que podrás ir andando solo un cuarto de hora más.



No Hay Más Artículos