Las experiencias de Team Building constituyen una de las mejores maneras de aumentar de forma radical la productividad en los diferentes equipos de trabajo.

Como las empresas empezaban a ver cómo sus equipos perdían eficiencia y su trabajo decaía, inventaron unas actividades que podían poner fin a este fastidioso problema, ya que todo radicaba en la conflictividad personal entre cada miembro del equipo (la baja motivación o la frustración influían especialmente).

Es normal que un grupo de personas, aunque constituyan un grupo de trabajo, no puedan ser llamadas un “equipo”, ya que la implicación de cada miembro y su afinidad debería ser alta, además de que se debería tener una organización adecuada para alcanzar los objetivos propuestos.

Para conseguir formar un buen grupo necesitas, por ejemplo, saber contratar a las personas adecuadas. Aunque debes mirar obviamente sus competencias técnicas, también debes mirar sus aptitudes en la socialización, y deben tener características clave como podrían ser la capacidad de liderazgo e incluso la empatía (con sus compañeros).

El team building tiene como último fin el de crear un grupo perfecto gracias a la mejora sustancial del grupo como conjunto a través de la potenciación de la coordinación y cohesión entre sus integrantes. Todo esto potenciará la confianza, la comunicación y dará como último fin el desarrollo de un equipo unido y competente.

Cualquier empresa que se precie debería invertir en este desarrollo de sus equipos, a través de la organización de eventos de Team Building que deben proveer a cada trabajador un espacio donde interactuar con sus congéneres y solucionar carencias sociales.

Aunque puedes pensar que todas estas experiencias deben ser muy sofisticadas y costar mucho dinero, no puedes estar más equivocado. Los deportes en equipo de aventura, como podrían ser los Paintball, los Laser Tags o incluso las gimkanas y las competiciones de orientación pueden fortalecer de una manera muy positiva la cohesión de todo el grupo.

También es posible el fortalecimiento de la empatía y la confianza a través de los deportes de riesgo, como podrían ser la escalada, el rafting, el trekking…

Tu equipo podrá tener unas maravillosas anécdotas que comentar para sentirse mucho más unidos y motivados. Podrán trabajar mientras comentan lo sucedido y se verán mucho más felices, lo que los hará más propensos a un trabajo mejor realizado.

El team building es tan importante que podría relanzar un negocio hacia el éxito si se realiza con cabeza y con saber hacer.

 

LEE TAMBIÉN: