Trail running en el Valle de Benasque

Técnica de carrera en el trail running / Foto: Robin McConnell ,Flickr (CC-BY-2..0)

Rutas cortas en el Valle de Benasque

1. Los Tres Barrancos y La Saleta

Ruta que rodea Benasque por completo enlazando la Ruta de Los Tres Barrancos y el camino de La Saleta

  • Longitud: 7.2 km.
  • Desnivel: 353 m
  • Dificultad: baja
  • Época recomendada: Casi todo el año (salvo en nevadas muy copiosas)
  • Puntos de agua (3):

  1. Fuente de Esquirisueles: Km 1
  2. Fuente de Sobarriba: Km 2.3
  3. Fuente del Cementerio: km 4.3

Ésta es una de esas rutas que suelo hacer a menudo porque sale “desde la puerta de casa”, por lo que no hay que desplazarse hasta ningún sitio. Si tienes alrededor de una hora, esta es una buena opción para contemplar el pueblo de Benasque desde distintas perspectivas.

La ruta de los 3 Barrancos es un recorrido circular, sencillo y ameno que andando puede hacerse incluso en familia. Para realizarlo tendremos que cruzar el río Ésera por alguno de los puentes y seguir las indicaciones, pues está perfectamente señalizado.

En este caso, el track comienza junto a las piscinas, nada más cruzar el puente de piedra que está en la plaza Mayor de Benasque. Al ser circular, podemos recorrerlo en los dos sentidos, pero aquí se inicia en dirección aguas abajo siguiendo el cauce del Ésera.

Una vez que llegamos al final del pueblo, junto a uno de los aparcamientos municipales enfilaremos la empinada cuesta que lleva a la Escuela de Montaña y la pasaremos de largo hasta coger el camino de Puyegarbes que nos llevará por el recorrido.

Iremos suavemente ganando altura, pasando la fuente de les Esquirisueles y obteniendo buenas panorámicas.

Aproximadamente a 1400 m de altitud, la senda llanea e iremos pasando los 3 barrancos: Molinasos, Sobarriba y Rallá.

Pocos metros después de cruzar el último de los barrancos comienza un cómodo pero directo descenso en zigzag que nos acabará dejando en el extremo opuesto del pueblo al que comenzamos la ruta. Cruzaremos el puente sobre el Ésera que está a nuestra izquierda y bajaremos por la carretera en dirección al pueblo para tomar el camino de La Saleta, que comienza junto al cementerio. Éste se encuentra subiendo una pequeña cuesta que, arrancando desde la carretera, sube por detrás del centro de salud.

El camino de la Saleta es un agradable paseo que discurre por la ladera opuesta a la que ya hemos recorrido. Tiene muy poco desnivel y salvo un par de cuestas de poca entidad, nos llevará cómodamente entre árboles y barrancos. Si queremos, en la parte más alta podemos desviarnos unos metros más al Mirador del Pichirillo, desde el cual tendremos una vista privilegiada del valle de Benasque.

La senda termina en una pista que nos llevará hacia el pueblo de Benasque por detrás del Gran Hotel, desde donde podremos desplazarnos nuevamente al punto de salida.

2. Campalets y Selva de Conques

Desde Benasque hasta Eriste por el Camino de Campalets, casas de Conques y Anciles (Ruta circular)

  • Longitud: 10 km.
  • Desnivel: 345 m
  • Dificultad: baja
  • Época recomendada: Casi todo el año (salvo en nevadas muy copiosas)
  • Puntos de agua (3):

  1. Fuente de Terretes: Km 1.3
  2. Fuente en pista: Km 3.7
  3. Fuente de Gardeta: km 5.8

El camino de Campalets comunica las localidades de Benasque y Eriste por la ladera con orientación este del valle. Esta parte del recorrido recibirá los rayos del sol desde el amanecer hasta mediodía durante todo el año. Es un agradable paseo perfectamente marcado y conservado en el que es imposible perderse.

La ruta comienza junto a las piscinas de Benasque, nada más cruzar el puente medieval que está en la Plaza Mayor.

Nos dirigiremos en dirección sur, aguas abajo del río Ésera a remontar la cuesta que lleva a la Escuela de Montaña. El camino comienza junto a ésta y rápidamente se convierte en un sendero que pasa entre campos y pastos en los que podemos encontrar ganado.

Poco a poco dejaremos atrás los campos para adentrarnos en un bosque e iremos ganando altura por la ladera. Pasaremos por la fuente de Terretes y el mirador de Predicadera, desde el que observaremos parte de Benasque y el embalse de Linsoles.

Poco después comenzaremos a descender nuevamente por un frondoso bosque y llegaremos a la pista asfaltada que sube hacia la cascada de Espigantosa, lugar de partida hacia el refugio de Ángel Orús o Forcau.

Tras un corto descenso por la pista y frente a una fuente, tomaremos el sendero que nos llevará al pueblo de Eriste. Una vez aquí, pasaremos bajo la carretera por el túnel, como se hace en el Gran Trail Aneto-Posets para ir bordeando el embalse de Linsoles. Junto a la casa que está a su orilla, tomaremos la pista a la izquierda que sube en dirección a las casas de Conques.

La selva (o selba) de Anciles (Ansils), Conques y Eriste (Grist) es una frondosa arboleda de bosque mixto que se asienta sobre la ladera más sombría del valle. No será ésta la última ruta que discurra por sus laberínticas sendas de grandísima belleza.

Una vez que lleguemos a Conques, tomaremos la pista a la derecha que sube junto a la fuente y estaremos atentos al pequeño sendero que se adentra en el bosque y que sale hacia la izquierda junto a una curva. En esta parte, el recorrido está bien marcado como ruta circular Eriste-Anciles Benasque.

Es el tramo más espectacular de la ruta. Cruzaremos barrancos con abundante agua serpenteando entre los árboles en un agradable trayecto que nos llevará al pueblo de Anciles. Una vez en él, llegaremos a su calle principal y tomaremos dirección Benasque al que volveremos por el camino que discurre entre el río y la carretera que debemos tomar junto a un parque a la salida del pueblo. También podemos hacerlo por la carretera entre Benasque y Anciles, un paseo muy bonito todo el año (aunque de asfalto). Por cualquiera de los dos encontraremos numerosos paseantes.

Finalmente volveremos al punto de partida completando un espectacular 10k de montaña.

Rutas medias en el Valle de Benasque

1. Ibonet de Batisielles y Refugio de Estós

Desde el aparcamiento de Estós al Refugio de Estós pasando por el Ibonet de Batisielles:

  • Longitud: 17.6 km.
  • Desnivel: 721 m
  • Dificultad: Media
  • Época recomendada: de mayo a noviembre
  • Puntos de agua (3):

  1. Fuente de Coronas (de subida): km.4,5
  2. Refugio de Estós: Km 9
  3. Fuente de Coronas (de bajada): Km 13,5

La ruta comienza en el parking de Estós. Para llegar al mismo hay que tomar la carretera que sale desde Benasque en dirección Llanos del Hospital y a aproximadamente 4 km encontraremos el desvío.

El valle de Estós pertenece al Parque Natural de Posets-Maladeta y en su parte más baja predomina un frondoso bosque de caducifolios y coníferas (conforme se va ganando altitud).

Los primeros kilómetros discurren por pista en buenas condiciones. De cemento primero, mientras pasa junto a la presa de Estós, para convertirse pronto en camino de tierra. Pasaremos junto a la Cabaña de Santa Ana (antiguo refugio de pastores) y la Fuente de Coronas hasta que llegamos al desvío que indica “Ibonet de Batisielles” (Km. 5 aprox.) a la izquierda, que debemos tomar. Aquí se inicia una senda que en zig zag va ganando altura entre los árboles para, después de unos 2 km llevarnos al Ibonet de Batisielles.

Una vez aquí y junto a la cabaña de madera, tomaremos el camino que señala hacia el Refugio de Estós. Aquí comienza el único tramo ligeramente técnico de la ruta. En el sube y baja de aproximadamente 3 km que nos lleva hasta el refugio, hay algún que otro descenso entre raíces y piedra.

Desde el punto más alto descenderemos hasta el río Estós y lo cruzaremos por una pasarela metálica, poco antes de ascender para llegar al refugio. Una vez allí, comienza un descenso muy rápido por la pista que tomamos al principio (y que en esta ocasión haremos completa). Pasaremos por la conocida “Cabaña del Tormo” (que no del Turmo) y podemos desviarnos a los miradores de Las Gorgas Galantes, bonitas cascadas. Siguiendo la pista llegaremos nuevamente al punto de salida.

2. Eriste, Eresué y La Tuasa

Desde Eriste hasta Eresué bordeando el embalse de Linsoles, subida hacia Labert y descenso por La Tuasa:

  • Longitud: 14.4 km.
  • Desnivel: 509 m
  • Dificultad: Media
  • Época recomendada: Casi todo el año (salvo en nevadas muy copiosas)
  • Puntos de agua (0):
  • * Posibilidad de agua desviándose ligeramente al Santuario de Guayente y al pueblo de Eresué

La ruta parte de la pintoresca localidad de Eriste, concretamente sobre el puente en el que termina el embalse de Linsoles y nos acercará a las localidades de Sahún y Eresué, regalándonos buenas vistas de, entre otros, el Posets y el Turbón.

Una vez aquí, debemos tomar dirección Sahún, es decir iremos bordeando el embalse por la pista en muy buenas condiciones y sin desnivel alguno.

Cuando lleguemos a la presa propiamente dicha, el camino empieza a descender por un tramo de cemento. Debemos estar muy atentos para tomar la senda que nos llevará en paralelo al río Ésera sin cruzarlo.

Este corto tramo de senda es espectacular y nos dejará en una pista en las inmediaciones del pueblo de Sahún. Una vez aquí, debemos girar casi 180º para empezar a ganar altura por la pista. Esta parte de la ruta está marcada con postes señalizados como “Ruta Circular Villanova-Sahún-Sesué”

Ya en la pista, disfrutaremos de bellas vistas del Santuario de Guayente y la Sierra de Chía

La pista va a desembocar a la carretera entre Sahún y Eresué, y debemos seguirla en dirección a este último durante aproximadamente 1,600 km. Una vez aquí, justo antes de llegar al pueblo, tomaremos la pista que arranca a nuestra izquierda en dirección Labert.

Seguiremos ésta en dirección ascendente y pasaremos junto al pueblo de Eresué. En este tramo de la ruta podremos disfrutar con vistas de los picos Cotiella e incluso del Posets, si la climatología lo permite.

Llegará un momento en el que la pista comienza a llanear. A nuestra izquierda, partirá un nuevo camino en dirección descendente que debemos seguir. Estamos en la antesala de La Tuasa, un descenso espectacular, auténtico slalom por una de las innumerables y laberínticas sendas de las Selvas de Conques y Anciles. La pista tras un descenso muy rápido de unos 2 km., acaba convirtiéndose en sendero. En este momento debemos estar muy atentos a las marcas blancas y amarillas del PR y a los mojones que están estratégicamente colocados. Aún así, tener un GPS a mano con el track nos será de gran ayuda porque la nieve o las hojas pueden confundirnos entre la espesa vegetación y los diferentes desvíos.

Finalmente la senda termina en una pista que irá poco a poco perdiendo altura para terminar muy próxima al punto de inicio.

3. Vuelta al Congosto del Ventamillo

  • Longitud: 18.5 km
  • Desnivel: 705 m
  • Dificultad: media
  • Época recomendada: Casi todo el año (salvo en nevadas muy copiosas)
  • Puntos de agua (3):

  1. Ermita de Piedad:: Km 9.9
  2. Fuente de Escarnells: : Km 14.2
  3. Fuente de El Run: km 18 * Posibilidad de agua también en la localidad de Seira (km. 8.7)

El Congosto de Ventamillo es una obra de arte de La Naturaleza esculpida durante millones de años. En su día fue la desembocadura de los glaciares procedentes de los picos Posets y Maladetas que erosionaron la roca caliza hasta convertirlo en una de las típicas gargantas de paredes verticales que abundan en otras cordilleras como los Alpes, las Rocosas, …

Al tratarse ésta de una ruta circular, puede empezarse desde las localidades de El Run y de Seira y recorrerse en los dos sentidos. En este caso, el track comienza en El Run, junto al puente sobre el río Ésera. Iniciaremos el bonito sendero marcado como PR-HU50 que nos llevará llaneando durante aproximadamente un kilómetro hasta que empecemos a ganar altura. En este tramo llegaremos hasta unos los 1000 metros y disfrutaremos de impresionantes vistas del Congosto y del Circo de Armeña.

Desde el punto más alto y en las inmediaciones al desvío que lleva hacia el pueblo de Gabás, tomaremos el GR-15 y bajaremos hacia Seira. La senda acaba en una pista que finalmente desemboca en la carretera que lleva al pueblo de Abi. Bajaremos por esta carretera hasta llegar al pueblo nuevo de Seira.

En este momento, cruzaremos nuevamente el Ésera por el puente que lleva hacia el pueblo viejo, el cual atravesaremos hasta su parte más alta desde donde parten distintos senderos entre los que está el que nos llevará de vuelta a El Run.

Esta ladera de vuelta es mucho más soleada que la de ida y en ella encontraremos mucha más vegetación, praderas y un bonito bosque de robles. Llegaremos hasta los 1300 metros primero por un sendero que finalmente se convierte en una rápida pista junto al desvío que se dirige a Plan.

Nosotros debemos seguir dirección Chía hasta que a nuestra derecha aparezca la senda que baja a El Run, un descenso para deleitarse, cómodo y “almohadillado” por las hojas del tupido bosque. Rápidamente la senda cruza varios canchales muriendo en una pista en las inmediaciones de la Ermita de Gracia que nos devolverá a El Run.

4. Los prados de Ñara

Desde el pueblo de Chía
hasta los prados de Ñara por el collado de Resuali

  • Longitud: 17.71 km.
  • Desnivel: 617 m
  • Dificultad: media
  • Época recomendada: Casi todo el año (salvo en nevadas muy copiosas)
  • Puntos de agua (0)

En esta ocasión nos desplazamos hasta la localidad de Chía, situada a 1172 metros de altitud, para recorrer su Sierra. Ésta se erige imponente y nunca pasa desapercibida ya que puede contemplarse desde numerosos puntos de todo el valle.

El itinerario propuesto resulta de la unión de las rutas 17 y 21 del centro de BTT del Valle de Benasque y de su página http://www.bttpuropirineo.com/ discurriendo por la vertiente sur de la Sierra de Chía. Es posible obtener la guía de BTT Puro Pirineo en formato papel en multitud de establecimientos colaboradores. Por el módico precio de 1 € obtendremos una gran cantidad de información.

Comenzaremos la ruta en la misma plaza del pueblo de Chía, desde donde parten varias rutas de BTT y donde está ubicada una estación de servicio para bicicletas con herramientas para su reparación.

Saldremos por las empinadas calles del pueblo buscando la parte más elevada del mismo y siguiendo el itinerario común de las rutas 17 y 21, que coinciden con la pista que une los pueblos de Chía y Plan por el puerto de Sahún, separados por unos 25 km.

Poco después de abandonar el pueblo llegaremos al mirador de Chía, atalaya privilegiada desde la que es posible contemplar gran parte del valle, la estación de Cerler y el comienzo del Congosto del Ventamillo.

Los primeros kilómetros discurren fáciles y sin ganar apenas altitud por una bonita pista entre árboles en dirección al puerto de Sahún.

Nada más pasar unos abrevaderos para ganado tomaremos el camino que sale a nuestra izquierda en dirección hacia la pista de despegue de parapente los Reyes Magos, siguiendo ahora únicamente la ruta 17. Esta pista se encuentra en peores condiciones que la anterior y en ella iremos ganando altura de forma constante, aunque no especialmente dura, en dirección hacia el collado de Resuali.

Al ir subiendo de altitud, el bosque se irá poblando de coníferas y abetos típicos de estas localizaciones, dejando atrás los árboles de hoja caduca.

Poco después de superar los 1800 m llegaremos al punto más alto del itinerario, el collado de Resuali donde el paisaje es típicamente alpino, similar a las praderas de Suiza, y donde encontraremos unas bonitas praderas en las que frecuentemente hay ganado.

El esfuerzo efectuado en la subida habrá merecido la pena porque llegados a este punto comienza un vertiginoso descenso, primero por una pista que nos acercará a los prados de Ñara desde donde contemplaremos, si la meteorología lo permite, el Circo de Armeña y el Congosto del Ventamillo.

Poco después, en una curva de la pista nace un espectacular sendero que, a media ladera va perdiendo altura suavemente al principio y de forma más acentuada en su parte final.

La senda acaba desembocando en una buena pista en la que volveremos a juntarnos con la ruta 21 de BTT. Para volver al pueblo de Chía, seguiremos éste itinerario, ya que la ruta 17 desciende por sendero hasta El Run, para regresar a Chía por la carretera.

Tras 2 km llegaremos nuevamente a Chía completando una ruta circular que es posible recorrer a lo largo de casi todo el año por su especial orientación.

5. A Selba d’Ansils-Conques-Grist

Recorrido por la Selva de Anciles-Conques-Eriste. Desde Benasque hasta Cerler por La Mosquera, Pllanadona, Kulunguele y la Tuasa hasta Eriste. Vuelta por el camino de San José.

  • Longitud: 18.68 km.
  • Desnivel: 747 m
  • Dificultad: baja
  • Época recomendada: Desde mayo hasta octubre
  • Puntos de agua (0).
  • *Hay numerosos barrancos y arroyos por todo el recorrido

“La Selba de Grist/Conques/Ansils es una inmensa arboleda que ocupa buena parte de la ladera umbría del valle, extendiendo sus dominios por tierras de Anciles, Eriste y Cerler. La excursión propuesta recorre casi todo el conjunto escogiendo alguno de los caminos más bellos. Sin embargo, cabe recordar que las posibilidades aquí son cuantiosas. Decenas de senderos y pistas articulan este monte…”

El objetivo de esta ruta es recorrer una parte de La Selva de Anciles Conques-Eriste atravesando tres de sus sendas más emblemáticas: la Pllanadona, el Kulunguele y La Tuasa.

Comenzaremos la excursión en la rotonda de Benasque, dirección hacia Anciles desde donde parte el camino de La Mosquera, una de las sendas que comunican Benasque con Cerler.

A través de las calles del pueblo, iremos bordeando la parte trasera del Gran Hotel por pista hasta llegar, entre huertos, a los letreros que señalan la senda dirección Cerler.

Comienza aquí un precioso sendero, empedrado por momentos, que nos hará ir ganando altura rápidamente. En poco más de 3 km salvaremos los aproximadamente 400 metros de desnivel que separan las poblaciones de Benasque y Cerler.

Desde varios puntos del camino podremos contemplar bellas panorámicas de Cerler, La Selva y parte del valle de Benasque.

Llegará un momento en que el camino se divide hacia Cerler pueblo o hacia El Molino, en la estación de esquí. Debemos tomar éste último desvío y poco después llegaremos al aparcamiento. Una vez aquí debemos dirigirnos hacia los remontes para cruzar el río Remáscaro por el puente y poder encarar así la bajada hacia Anciles, perfectamente señalizada.

Poco después de iniciar el descenso cruzaremos el barranco de Puymestre por una pasarela de madera y a continuación llegaremos a un cruce de caminos, que señala Cerler y/o Anciles. La senda que debemos tomar es la que sale entre las anteriores y es la que nos llevará hasta el camino de la Pllanadona, que desciende desde la pista de Labert y la pradera de la Pllanadona . Sabremos que estamos en él porque veremos un cartel que indica Selva 2 hacia la dirección de donde venimos.

Ya hemos entrado de lleno en “A Selba” y no la abandonaremos hasta que lleguemos a la presa de Linsoles en Eriste. Es momento de deleitarse entre los árboles de este espectacular bosque mixto pirenaico donde con gran facilidad podremos avistar todo tipo de fauna: corzos, ardillas, zorros…

Después de un tramo inicial de llaneo, comenzaremos un vertiginoso descenso que nos llevará a la bifurcación donde confluyen en forma de Y las sendas del Kulunguele (aunque este no es su nombre real) y la Pllanadona, muy conocidas por los practicantes del ciclismo de montaña de la zona, con el descenso hacia el pueblo de Anciles. Este punto está marcado con un hito de piedras. Debemos tomar la senda que asciende (el Kulunguele) que en un cómodo aunque no despreciable ascenso nos llevará hasta la pista de Labert.

En este tramo de buena pista podremos apretar el ritmo durante aproximadamente 3 km, hasta que lleguemos a las inmediaciones de una pradera. Nada más pasarla, debemos estar atentos para tomar el oculto sendero que parte hacia la derecha.

Comienza aquí otro tramo de senda para deleitarse. Iremos serpenteando por el bosque, atravesando pequeñas praderas abiertas, arroyos, barrancos y un frondoso bosque de gran belleza. El sendero termina anexionándose al de La Tuasa, que baja desde el collado del mismo nombre hacia la presa de Linsoles.

Una vez en la parte baja del sendero de La Tuasa hay que poner especial atención a una bifurcación y tomar el sendero que parte hacia la derecha, en dirección a la presa de Linsoles. La velocidad bajando y la espesura del bosque pueden hacernos tomar el de la izquierda (más evidente) que nos llevaría a las inmediaciones de Sahún. El desvío está marcado con un hito de piedras.

También está marcado con un hito de piedras el final de nuestra senda, que se diluye para convertirse en una rápida pista que nos llevará hasta la presa.

Una vez lleguemos a la presa iremos bordeándola hasta llegar al puente sobre el Ésera. En esta ocasión optamos por volver a Benasque tomando el camino de San José, antigua vía que unía las poblaciones de Eriste y Benasque, Parte del camino quedó oculto bajo la nueva carretera, pero aún es posible recorrer un tramo, que comienza frente al desvío hacia la urbanización de Linsoles. Para llegar hasta aquí debemos cruzar el puente y avanzar entre las casas y el cauce. Al toparnos con el acceso a Linsoles cruzaremos la carretera y tomaremos el camino de San José, un agradable paseo entre muros de piedra y árboles que nos llevará de vuelta al punto de partida de nuestra ruta.

En este llano tramo final pasaremos junto a la ermita de San José. Poco después el camino muere en la urbanización de Peguera, en la entrada de Benasque.

Rutas largas en el Valle de Benasque

1. Trail de los 3 Refugios

La Ruta de los Tres Refugios en el macizo Posets-Maladeta: una espectacular ruta circular que te descubrirá el espectacular macizo del Posets. Uniendo lo refugios de Estós, Biados y Angel Orús, darás la vuelta a este gran coloso del Pirineo.

2. Ruta de los Hospitales

3. Aneto X-Treme

Eventos y pruebas de Trail Running en el Valle de Benasque.

Ten el placer de descubrir el Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets y Trail 2 Heaven, ambas a los pies del Aneto.

Gran Trail Trangoworld Aneto-Posets

Este evento se celebra en Julio consiste en una carrera de semiautosuficiencia cuya inscripción está reservada a mayores de 18 años que puedan acreditar que han participado alguna vez en una de las muchas carreras de montaña que superen los 58km y más de 3700 metros de desnivel totales. Esto sucede debido a los monumentales 109km que tiene esta carrera.

Hay cinco pruebas principales que componen el evento:

  • La Gran Trail Trangoworld: como hemos dicho, consta de 109km y más de 7.000 metros de desnivel positivo. Solo pueden participar 300 personas y su recorrido es de los más bonitos, pasando, obviamente, por el Aneto (3404 metros) y el pico Posets (3371 metros).
  • Vuelta al Aneto: consta de 58 km y 3700 metros de desnivel positivo neto. 800 personas podrán  disfrutar de la ruta, que pasa por muchos de los picos altos de los Pirineos, incluyendo por supuesto el Aneto. El collado de Salenques, a casi 2.800 metros, es el punto más alto que deberán superar los participantes.
  • Maratón de las Tucas: Consta de los 42km estándares de una maratón, y dos kilómetros y medio de desnivel. Pueden participar hasta un millar de personas, y transcurre por los picos más emblemáticos de los Pirineos, como por ejemplo el Pico Posets. El collado de la forqueta es el punto más alto de toda la ruta, con 2840 metros de altitud.
  • Vuelta al pico Cerler: Con un recorrido de 22.5km y 1200 metros de desnivel, 500 corredores podrán correr por un sendero que une las localidades de Benasque, Anciles y Cerler, sin olvidarnos de la estación de esquí de esta última.
  • Vuelta al Molino de Cerler: Solo consta de 9km y casi medio kilómetro de desnivel. Solo podrán participar 250 corredores, y es perfecta para la iniciación de menores de 18 años. El recorrido son senderos entre Benasque y Anciles y Cerler.

Trail 2 Heaven

Esta oportunidad de descubrir el trail running se celebra en los alredores del precioso Parque Natural de Posets-Maladeta, en el único paraje del Valle de Benasque, siempre vigilado por el Aneto.

Podrás disfrutar de pruebas como el Snow running, pasando por el kilómetro vertical, para finalizar con los Pirineos Series a los mismísimos pies del Aneto gracias a la T2H-25km y a la, posiblemente, más emblemática prueba:la Trail 2 Heaven con 48 km de recorrido y más de 5.500 metros de desnivel acumulado uniendo Francia y España en una sola carrera.

Las dos carreras tienen como recorrido principal el Aneto. Es más, el punto más alto de la trail de 25km es el propio mirador del Aneto, que se encuentra a 2.385 y ofrece las mejores vistas de casi toda la región.

Tanto si eres del Valle de Benasque como si vienes de fuera o incluso de otros países como Argentina, México o incluso Finlandia, no podrás faltar a esta cita.

No Comments Yet

Comments are closed