El teléfono móvil, ese dispositivo tan pequeño que cabe en el bolsillo, puede ser nuestra herramienta de trabajo, de comunicación o fuente principal de nuestro entretenimiento. Sin embargo, también puede salvar vidas, y puede ser muy útil en casos de emergencia que afecten a uno mismo o alguien que esté cerca. Por ejemplo, cuando ocurre un accidente, cuando las situaciones meteorológicas extremas te impiden moverte, o simplemente cuando te hayas perdido o desorientado, estos dispositivos pueden servir para mejorar o solucionar la situación.

Consejos básicos para usar el móvil en emergencias.

Hoy en día, casi todos solemos llevar un móvil en el bolsillo; contadas veces se nos olvida cogerlo. Lo que si se nos olvida, es la función que puedan desempeñar en situaciones adversas. En consecuencia, para reducir los malos hábitos que frecuentan entre los usuarios de móviles, y tener preparado el móvil cuando sea necesario, es recomendable seguir los consejos que vienen a continuación.

El móvil en la montaña: tu smartphone puede ser una gran herramienta cuando sales al outdoor / Foto: Antonio Grosz
El móvil en la montaña: tu smartphone puede ser una gran herramienta cuando sales al outdoor / Foto: Antonio Grosz

No hagas llamadas innecesarias.

Un uso innecesario de las llamadas telefónicas puede tener consecuencias que uno no espera. Pongamos como ejemplo una catástrofe meteorológica como un terremoto. Estas en la calle, y notas una gran sacudida, y ves cómo caen edificios y todo se rompe. Una vez que estés en un lugar seguro, ¿cuál sería tu reacción? Muchos reaccionarían seguro cogiendo el móvil para llamar a familiares cercanos o amigos para transmitir la situación en la que se encuentra. Sin embargo, si todos hicieran lo mismo, las líneas telefónicas se saturarían y en consecuencia se bloquearían. Las redes telefónicas no están preparadas para recibir un pico de tráfico durante una situación de emergencia. En consecuencia, el bloqueo dificultaría el contacto con los servicios de emergencia, y el caos aumentaría. Por lo tanto, recuerda que conviene no hacer llamadas telefónicas si no son estrictamente necesarias en una situación de emergencia. Puedes usar otras vías de comunicación como son las redes sociales o los mensajes de texto, conocidos como SMS. Estos no provocan el bloqueo de las redes, porque las conexiones son puntuales y sin constancia.

El móvil no es un walkie talkie.

Existe el mito, que en parte es cierto, de que existen aplicaciones que permiten establecer comunicaciones entre móviles en situaciones en donde no haya cobertura. Es cierto, que cuando no dispongamos de cobertura, o tengamos el móvil bloqueado es posible hacer llamadas de emergencia. Esto se logra porque aunque en la zona donde estés no haya cobertura, existen redes móviles alrededor. Los móviles hacen uso de esas redes, para así poder realizar las llamadas. Sin embargo, en caso de que te encuentres en algún lugar muy remoto, en un gran bosque por ejemplo, o a alta altura, es probable que el móvil no pueda conectarse a ninguna red. En consecuencia, no te creas todos los servicios que algunas aplicaciones ofrecen, y recuerda que los móviles no son walkie talkies. En esas situaciones lo mejor que puedes hacer es escribir un SMS y esperar a que el móvil encuentre un poco de señal para poder mandarlo.

Controla la batería del móvil.

Podemos hacer de todo con el móvil, siempre y cuando la batería lo permita. Recuerda siempre que la autonomía del teléfono móvil no es infinita. En caso de que te encuentres en lugares apartados como las montañas, y prevés estar fuera de casa durante mucho tiempo, es recomendable llevar en la mochila una batería externa. Esta batería adicional podrá servirte en situaciones incómodas.Además, recuerda que en zonas donde la cobertura y la conexión son escasas, la batería suele durar menos de lo normal. Sin embargo, sigue los siguientes consejos para poder alargar la vida de la batería:

  • En medida de lo posible reduce el brillo de la pantalla. Además, recuerda quitar la opción del ajuste automático del brillo.
  • Desconecta las conexiones que no estés usando, como el wifi o el bluetoth,
  • Configura tu dispositivo para que solamente haga uso de conexiones 3G. Las conexiones 4G son más rápidas pero consumen más batería.
  • Activa el modo avión de tu móvil. De este modo se desactivarán muchas funciones que pueden que sean innecesarias en ese momento, y la batería sufrirá mucho menos desgaste.
“Live Location”: compartir ubicación en tiempo real en WhatsApp / Foto: Jamie Dench
“Live Location”: compartir ubicación en tiempo real en WhatsApp / Foto: Jamie Dench

Utiliza el móvil para orientarte.

La mayoría de los móviles que actualmente se venden cuentan con servicios para poder orientarte. En el caso de que te encuentres desorientado, o perdido gracias al móvil podrás encontrar el buen camino. Muchos de los móviles, aunque no lo sepamos, suelen tener instalada una brújula que cumple con su único fin: señalar el norte. En caso de que tu teléfono no disponga de uno, existen muchas aplicaciones que ocupan poco espacio que cumplen esta función.

Por otro lado, los móviles también suelen estar provistos de GPS. O tendrás la ocasión de instalar alguna aplicación que te facilite esta función. Gracias a esta señal que se emite vía satélite, podrás abrir mapas para guiarte, o simplemente, podrás emitir la señal de tu localización. Sin que importe la posición en la que te encuentres, o la situación meteorológica el móvil seguirá emitiendo señales para que te puedan encontrar con más facilidad. El margen de error de estas señales es de escasos metros. Sin embargo, cabe destacar que el uso de estos mapas reduce considerablemente la batería del móvil.

Protege y cuida de tu móvil.

Como uno nunca sabe lo que puede ocurrir, es recomendable limitar el uso del teléfono. Si por ejemplo te encuentras en la montaña, no estés constantemente mirando las redes sociales, o hablando por teléfono. Procura disfrutar del momento, y olvídate del teléfono, que puede que más tarde te haga falta. Además, trata de cuidarlo con mimo para así poder alargar su vida. Por ejemplo, no sumerjas el móvil en el agua (aunque esté preparado para ello), evita que esté expuesta a temperaturas extremas, si lo llevas en el bolsillo pon la pantalla mirando para el muslo para poder evitar golpes… Los móviles son aparatos bastante delicados y conviene cuidar de ellos lo mejor posible, para que den el pleno rendimiento cuando uno más lo necesita.

LEE TAMBIÉN: