El running es un deporte que permite a las personas mantener el cuerpo saludable y en forma todo el tiempo, disfrutando de los distintos paisajes que la naturaleza puede ofrecer. Durante el invierno, muchos runners dejan de salir a correr por temor a los constantes cambios climáticos y el frío que puedan pasar, sin embargo, actualmente existe un equipamiento para correr correr en invierno protegiendo el cuerpo de las bajas temperaturas e incluso del agua.

El invierno presenta para los corredores una serie de desafíos que en muchos casos son vistos como nuevos retos, haciendo el deporte más intenso e interesante. Tomando las medidas de seguridad adecuadas y la vestimenta ideal se puede correr en invierno. Te lo aseguramos.

Para correr durante el invierno solo hace falta tener en cuenta una serie de concejos que permitirán salir sin complicaciones.

Preparase para salir

Antes de salir a correr en invierno se debe preparar bien la ruta, seleccionando el recorrido antes de salir de casa y tomando en cuenta las mejores opciones según la distancia y las distintas rutas.

Como vestirse

La vestimenta es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta antes de correr en invierno y es importante vestir ropa de invierno que este diseñada para soportar las bajas temperaturas, el agua y, sobre todo, debemos buscar cierta comodidad para realizar la actividad.

No es aconsejable utilizar ropa fabricada con algodón y tejidos que retengan la transpiración, para las salidas en invierno es mejor utilizar el poliéster. Se debe vestir con varias capas, comenzando con ropa interior transpirable seguida de prendas que protejan el cuerpo del frío, el agua y lo mantengan caliente en todo momento. Os recomendamos que os leáis este artículo sobre el sistema de las tres capas.

Entre los artículos están los protectores del rostro (maga de cuello) y chaquetas impermeables. Las perneras y manguitos son recomendables ya que protegen el cuerpo de las bajas temperaturas y en el caso de las perneras, ayudan a evitar desgarres musculares y mala circulación de la sangre. En días lluviosos se pueden utilizar viseras plásticas que protegen el rostro del agua.

El calzado: aspecto fundamental en el mundo del running, sin el calzado adecuado no se llega a ningún lado en el frio invierno. Marcas de reconocimiento internacional como Spiuk, Giro, NorthWave, etc., ofrecen muchas alternativas a los corredores para el invierno, ofreciendo calzado duradero y cómodo, además de resistentes al agua y las bajas temperaturas, ideales para mantener los pies secos y seguros al correr en invierno.




Al salir a correr

Antes de iniciar una ruta se debe realizar un calentamiento adecuado, este prepara el cuerpo para la práctica y aumenta la temperatura corporal y el calor muscular. Los ejercicios de calentamiento aseguran a los corredores mayor flexibilidad y mejor coordinación de los movimientos, permitiendo que los músculos trabajen en armonía desde el inicio de la carrera. Si la temperatura es muy baja es recomendable realizar los ejercicios de calentamiento en lugares cerrados, donde las bajas temperaturas no afecten el calor corporal, pero que no sean calurosos para luego no sufrir con el cambio de temperatura al salir al exterior.

No solo el calor deshidrata, el frio puede resecar la garganta y acelerar la deshidratación del organismo y por ello es fundamental llevar durante la carrera bebidas energéticas o agua, que deben ser bebidas en pequeñas cantidades a lo largo del recorrido para evitar la deshidratación.

Comer frutos secos y barras energéticas es lo más recomendado durante la carrera ya que los hidratos de carbonos y azucares serán consumidos rápidamente por las células musculares y cerebrales con el propósito de combatir el frio y dar energía al organismo.

De forma habitual es recomendable mantener una dieta saludable que favorezca la producción de energía calórica.

Elementos adicionales de seguridad

Un elemento de seguridad al correr en invierno es la vestimenta con colores fuertes y reflectantes que puedan ser vistos desde lejos, ya que la niebla y la oscuridad pueden traer problemas de visibilidad. Esto puede ser vital si vamos a realizar nuestra práctica en entornos urbanos o semi urbanos. En el exterior ningún corredor está exento de sufrir accidentes y es importante dejar informado a algún familiar o amigo de la salida, así como de la ruta a seguir. Es importante llevar los documentos de identificación protegidos con bolsas herméticas y el teléfono celular con la batería completamente cargada, así, de sufrir algún accidente, se tendrá la posibilidad de llamar a emergencias.

Si es posible, salir a correr en compañía de otras personas, especialmente en lugares solitarios y recorridos largos, así se contará con una mano amiga en caso de inconvenientes.

Si se corre en lugares de tránsito de vehículos se debe tomar en cuenta los niveles de polución y no salir a correr si las autoridades advierten de niveles altos de polución (algo que desgraciadamente cada vez es más actual), en estos lugares es más favorable correr a primera hora en las mañanas que en las tardes cuando el tráfico aumenta.

Al terminar de correr en invierno es recomendable realizar ejercicios de estiramiento y refuerzo muscular para disminuir la velocidad a la que baja la temperatura corporal ya que puede ser peligroso para el organismo si baja muy rápido. Estos ejercicios de estiramiento ayudaran al equilibrio térmico evitando que se produzca hipotermia al descender rápidamente la temperatura del cuerpo.

Si se toman en cuenta las medidas adecuadas antes de correr en invierno, se puede asegurar una práctica segura. Lo más importante es el calzado, el cual debe ser especialmente diseñado para el correr en invierno, con una suela resistente y diseño resistente al agua y las bajas temperaturas.

 

LEE TAMBIÉN:

SÍGUENOS: TRAVESÍA PIRENAICA está en Facebook



No Hay Más Artículos