Si bien en el trekking lo importante es el contacto con la naturaleza, además de los beneficios que trae al cuerpo una actividad física de este tipo, la ropa e indumentaria tiene un papel bastante relevante en esta práctica, tanto si la práctica es en climas fríos o tropicales.

La mejor de las rutas podrá verse empañada si no se cuenta con el equipo correcto: tanto ropa como calzado. Sea cual sea la estación del año y el lugar del planeta, siempre se podrá encontrar la manera de vestir que ayude a que la experiencia sea perfecta.

Aunque la primera impresión podría ser que para un trekking en un clima tropical bastará desprenderse de varias capas de ropa senderismo, en realidad lo más indicado es recurrir a la teoría de las famosas “tres capas”: interior, media y exterior.

La idea de esto es que aunque si es cierto que se necesitará usar menos abrigo que en las altas montañas invernales, igual se debe utilizar ropas transpirables y que tiendan a mantener el cuerpo seco. Es decir, que la indumentaria para practicar trekking en general está diseñada para transpirar la humedad de la piel y también para evitar que se moje y se pueda caminar por largos trechos sin incomodidades.

Indumentaria para trekking

La vestimenta para hacer trekking, exceptuando los extremos fríos invernales, debe cumplir al menos un par de funciones:

  • Debe ser transpirable. Cada vez que el cuerpo se ejercita, produce vapor corporal. La ropa debe estar diseñada para no solo alejar este vapor de la piel sino para que permanezca seca.
  • Debe ser impermeable. Aunque se esté en zonas cálidas, esto no significa necesariamente que no llueva. Por el contrario, en los climas tropicales suele haber una buena cantidad de lluvias repentinas, por lo que la indumentaria debe acompañar en la tarea de mantenernos secos.

Las tres capas

En suma, los expertos en trekking recomiendan que la vestimenta deberá hacerse bajo el método de las tres capas. Esto es precisamente porque cada una de las capas cumple una función específica para mantener confortable al cuerpo en todo momento.

  • Capa interior. Esta capa es la que estará pegada a la piel. Su función es mantener alejada todo lo posible a la humedad. En general, esta prenda no debe ser de algodón sino de materiales sintéticos como poliéster o polipropileno. Esto es porque las prendas de algodón serán mucho más fáciles de humedecerse y más difíciles de secar.
  • Capa media. Esta capa es la que no permite que las incomodidades del exterior lleguen a la piel. Igualmente se recomiendan fibras sintéticas, que suelen ser más livianas y no restringen la libertad de los movimientos. Otra condición es que deben ser transpirables, para permitir alejar el vapor que el cuerpo emite en la actividad física y que la ropa no se humedezca.
  • Capa exterior. Esta capa se asemeja a una “cubierta” o “caparazón”. Es la encargada de cubrir y proteger a las otras dos capas, por lo que debe ser impermeable, respirable y cortavientos.

Calzado y calcetines para trekking

Sea que se esté en el más fuerte de los inviernos o en un candente clima tropical, los pies sudan, generalmente con abundancia. Si a eso se le suma que durante el trekking se pueden encontrar una buena cantidad de charcos o lluvias, estarán dadas las condiciones para generar unas buenas ampollas si no se usa el calzado adecuado.

Es lo más recomendable que el calzado que se use para practicar trekking debe ser también transpirable y a la vez resistente al agua. La razón es muy simple: el calzado debe permitir que la transpiración natural del pie salga sin que se filtren las posibles humedades externas.

Además, hay que considerar que en el trekking se suele caminar por terrenos irregulares. Ante esto, una buena protección implica que será necesario contar con un calzado que cubra el tobillo para evitar torceduras y lesiones. A esto hay que indicar que actualmente existen zapatillas de trekking con gran estabilidad, aunque no cuenten con caña alta.

También el calzado específico para realizar trekking tiene una suela más gruesa. Este diseño tiene la función de evitar problemas posteriores como una fascitis plantar.

Los calcetines también deben cumplir algunas características: deben ser de material transpirable y de rápido secado. El algodón en general no es recomendable porque tarda mucho en secarse y más bien, siempre que haga calor, los calcetines deberían llevarse de poliéster y bien delgados.

Impermeable, resistente al agua, repelente al agua

Es una buena idea aprender a leer las etiquetas de la ropa. Una prenda que se califique como impermeable significa que será impenetrable para el agua, aún en las condiciones más extremas. Además, estará confeccionada con cierres en las zonas críticas.

Por su parte, las prendas resistentes al agua ofrecerán cierta protección contra lluvias leves pero no protegerán por un largo período, mientras que las prendas que repelen al agua tienen una capa, tipo gore-tex, etc, que le confiere la impermeabilidad y que por norma general es también transpirable —aspecto imprescindible si no queremos calarnos con nuestro propio sudor—.

Ni muy muy ni tan tan

Las prendas que elijas a la hora de practicar el trekking en climas cálidos no deberían ser demasiado holgadas ni tampoco muy ajustadas. ¿Por qué? Pues es sencillo: si la ropa es muy ancha se podrá enganchar en las plantas o rocas del camino, mientras que si es demasiado ajustada podría generar heridas en el cuerpo por el sudor.

Es posible que sientas la tentación de ir con ropa sin mangas o con pantalones cortos para disfrutar de las cálidas temperaturas. Sin embargo, esto puede no ser tan aconsejable por un par de motivos: por la acción del sol sobre la piel y para evitar arañazos o picaduras de insectos. Lo que se puede hacer es optar por prendas de manga larga pero que a la vez sean de telas ligeras y que eviten la concentración de calor excesivo.

También se deberá evitar el uso de prendas interiores largas en climas cálidos. Esto sólo generará molestias e incomodidades, como sudar en exceso.

Un buen consejo también es que siempre incluyas en tu equipaje un chubasquero para protegerte de la lluvia. Esta prenda suele ser muy liviana y ocupa muy poco espacio en la mochila. Para climas cálidos, una buena elección son los cortavientos simples.

LEE TAMBIÉN: