Correr un maratón es el último sueño para muchos aficionados al running. Las personas que han estado corriendo durante años —y otras que han llegado a este deporte hace poco— sueñan con la idea de terminar una maratón. Parece que hay algo mágico en vernos atravesar la meta, con esa sensación de haber competido con uno mismo y poder decir “he completado uno”.

¿Has estado reflexionando sobre la idea de correr un maratón por diversión o superación? Si es así, debes saber que lleva meses de preparación dura y constante, antes de que el sueño se convierta en realidad, porque un maratón no es un paseo por el parque. Llegarás al llamado “muro” de la maratón, a eso de los 30 o 35 kilómetros —y ya es un logro llegar a estas distancias—, y tendrás que derribarlo para alcanzar la meta.

Una de las mejores estrategias para hacer realidad el sueño de completar un  maratón es encontrar un compañero de running que comparta contigo el sueño. Habla con tus amigos y encuentra a alguien que esté dispuesto a comenzar el “viaje” de entrenamiento para correr un maratón. Encuentra una forma de combinar tus horarios para que podáis entrenar juntos, al menos en las salidas largas —aquella en las que tendrás que dar el do de pecho—. Es de vital importancia ser constante y riguroso con tu plan de entrenamiento. La mayoría de las personas duran unas pocas semanas —en el mejor de los casos— cuando no tienen a nadie con quien entrenarse y nadie les pide que rindan cuentas a medida que el programa de entrenamiento se vuelve más intenso.

Una vez que hayas encontrado el compañero de maratón perfecto, también debes tomarte el tiempo necesario para diseñar el mejor programa de entrenamiento para tu tiempo, necesidades y objetivos. Conseguir un horario específico para el entrenamiento de tu maratón evitará que entrenes demasiado o que no lo hagas bien. No es fácil poner en forma a tu cuerpo para una carrera de 42 kilómetros, por lo que es prioritario buscar un horario y atenerse a él. Recuerda, en la constancia y que puedas marcarte pequeños objetivos alcanzables, estará la clave del éxito.

Habla con tu médico acerca de tu intención de correr una maratón. Nunca es una mala idea consultar con un profesional de la salud sobre advertencias o consejos. De igual forma busca asesoramiento en un entrenador profesional. Escucha a tu médico sobre sugerencias sobre formas de complementar tu entrenamiento con ajustes en tus hábitos alimenticios o de sueño. Comer y dormir adecuadamente no solo beneficiarán el entrenamiento físico que haces para prepararte para el maratón, sino que te permitirán llevarlo de una manera más gratificante.

Correr un maratón es algo con lo que mucha gente sueña pero muchas menos personas lo logran. Con una planificación cuidadosa y mucha dedicación, puede ser uno de los que hace realidad el sueño de correr una maratón.

 

LEE TAMBIÉN:

SÍGUENOS: TRAVESÍA PIRENAICA está en Facebook