Cómo cruzar un río de manera segura

Cómo cruzar un río / Foto: Jon Flobrant (unsplash)

Son muchos los amantes del senderismo a los que les gusta probar rutas nuevas y descubrir paisajes hermosos de su entorno. Encontrar arroyos preciosos puede parecer a simple vista algo emocionante pero sin duda hay que saber cómo cruzarlos de forma segura para evitar correr cualquier tipo de riesgo.

Hemos elaborado para los más aventureros este artículo donde hablaremos de cómo cruzar ríos o arroyos de manera segura. Podrás aplicar estos consejos en tu día a día como senderista, lo que te facilitará en gran medida tu actividad física en la montaña, donde la inteligencia juega un factor clave para tu seguridad.

Consejos para cruzar un rio o arroyo con facilidad y sin peligro

Cruzar ríos o arroyos requieren habilidades especiales tanto para los profesionales del senderismo como para los más novatos que nunca se han visto en una situación de este estilo. Pertenezcas al grupo que pertenezcas, continúa leyendo este artículo donde podrás aprender varias tácticas para cruzar ríos o arroyos con facilidad y sin ningún peligro.

Es importante que todos los senderistas conozcan sus propios límites al mismo tiempo que es esencial conocer el entorno que se está atravesando. En el ámbito de los ríos u arroyos juega un factor extra que es la fuerza con la que fluye, ya que cuanto más alto fluya, más peligroso será.

Muchas veces hay una serie de rocas y troncos que actúan como un puente natural que permite cruzar el río. Sin embargo, en climas húmedos sobre todo, las fuertes lluvias pueden cubrir esos elementos naturales con otros como el musgo, las hojas o las algas. El resultado es o bien la pérdida de esos elementos naturales o bien que estos se vuelvan resbaladizos.

Está claro que nadie quiere terminar en la orilla del río con un tobillo torcido, empapado o incluso peor, ser arrastrado por la corriente, por lo que ser conscientes del peligro que supone cruzar un río o arroyo es el primer consejo práctico que podemos darte.

También debéis tener en cuenta que la velocidad y caudal del río difiere de una estación a otra. Durante los días de verano, los arroyos corren de un nivel bajo a medio, mientras que durante los inviernos o principios de primavera, los ríos fluyen con gran caudal. Antes de comenzar con los consejos prácticos, es necesario que tengas en cuenta que siempre es recomendable verificar las recomendaciones locales ya que algunas áreas son diferentes a otras.

Consejos para antes de salir de casa

Cualquier actividad física requiere de una buena preparación y equipamiento. La seguridad comienza en nuestros hogares con la preparación, la actividad física que vamos a realizar es casi tan importante que realizarla.

  • Echa un vistazo a las condiciones del entorno por el que vas a andar y comprueba si hay algún recurso en línea para ponerte en contacto con guías locales, técnicos de turismo o montañeros experimentados de la zona.
  • Tener bastones de trekking te ayudarán a comprobar la altura del agua a la par que te proporcionará apoyo y estabilidad en el camino.
  • Usar pantalones cortos es un buen recurso para impedir que la fuerza del agua pueda arrastrarte. Los pantalones largos mojados también son más incómodos, tenlo en cuenta. Y en invierno no serán una opción.
  • El calzado juega un papel importante a la hora de cruzar ríos o arroyos. Puedes cambiar tus botas por unas sandalias de senderismo a la hora de cruzar el agua, te ayudarán a caminar a través del agua y saltar de roca en roca.

Consejos al llegar al rio o arroyo

Una vez que llegues al río o arroyo detente a pensar en cómo, cuándo y por dónde vas a cruzar el río. No tengas prisa y tómate tu tiempo para hacerlo, la seguridad es lo más importante.

  • Comienza por evaluar el lugar y analizar cuál es el mejor camino para cruzar.
  • Espera al momento adecuado para hacerlo, si te encuentras ramas o restos flotando en el agua no es el momento idóneo, espera a que se calme el agua.
  • Es importante analizar las rupturas del río, las ramificaciones harán que algunas zonas sean más anchas que otras.
  • Comprueba la corriente, la dirección del agua y la velocidad. Si la corriente es rápida el riesgo será mayor.
  • Evita cruzar en aguas profundas.
  • Cuando estés listo para cruzar el río asegúrate de que todos los elementos que portas contigo están seguros y bien atados a ti. Si la corriente es muy rápida, puede que sea más seguro lanzar tu mochila con todo dentro al otro lado y cruzar sin nada para evitar que algo pueda desestabilizarte.
  • Por último, pero no menos importante, busca la mejor salida en el otro extremo del río. Un punto de salida bajo será mucho más estable y seguro que una salida empinada.

Una vez que estás cruzando el río…

Una vez que cruces el río desliza tus pies hacia delante de forma lenta. Debes caminar en dirección diagonal hacia el flujo mientras te mueves hacia la orilla opuesta. Recuerda que no hay prisa y que muchas veces es más inteligente perder tiempo en un tramo concreto que intentar avanzar con rapidez.

Usa los bastones de trekking para mantenerte firme en el agua a medida que vas avanzando y moviendo los pies. Cruza el río o arroyo será más seguro y estable cuanto mayor contacto tengas con el suelo.

No Comments Yet

Comments are closed