Mucha gente se niega a vivir la experiencia de acampar porque le resulta incómoda, anticuada o demasiado “salvaje”. Sin embargo, en la temporada de primavera/verano no hay plan más bonito que el de acampar una noche bajo las estrellas. Es por eso por lo que, ya sea que quieras convencer a alguien de acompañarte o porque quieres algunos trucos, hoy te daremos algunos consejos para dormir en una tienda de campaña. ¿Listo para pasar una hermosa noche en la naturaleza?

El equipo de ensueño para dormir en una tienda de campaña

Una de las claves para poder dormir bien en una tienda de campaña es tener el equipo adecuado, ya que te ayudarán a lograr más comodidad.

  1. Saco de dormir: Tienes que elegir un saco de dormir adecuado al lugar que vayas, es decir con el estilo y la capacidad térmica adecuada para tu destino.

Los sacos de dormir para autos suelen ser más anchas y ofrecen más espacio para moverse, lo que las hace más cómodas, pero también menos eficientes para retener el calor corporal (nada útiles en las noches muy frías).

Los sacos de dormir rectangulares, por otro lado, se pueden descomprimir para usar como colcha en las noches más suaves.

En el caso de los sacos de dormir específicamente para mochileros, estos tienen un ajuste mejor al cuerpo, conservan la calidez y, además, son más livianos.

También puedes encontrar algunos sacos de dormir rellenos de plumas de ganso o pato, las cuales se comprimen mejor y son más cálidas que las de productos sintéticos.

  1. Almohadilla para dormir: Para mejorar la calidad del sueño, puedes seleccionar alguno de los tres tipos que hay en el mercado. Es decir, del tipo autoinflable, de aire y de espuma de celda cerrada.

Al planear una noche en tienda de campaña lo mejor es elegir los modelos de aire superligeros o las almohadillas de celda cerrada.

  1. Máscara para los ojos y tapones para los oídos: Especialmente en verano, una máscara para ojos y tapones para los oídos pueden ser sumamente importantes, ya que amanece temprano y podrás dormir más relajados gracias al aislamiento del ruido —personalmente no soy muy amigo de estos artículos, pero no voy a negar que pueden hacerte la noche mucho más placentera—.

Cómo prepararse para dormir en la tienda de campaña

Una vez hayas instalado tu tienda de campaña será el momento de organizar todo antes de la hora de dormir. Lo mejor es comenzar al anochecer, pero cuando hay algo de luz, obviamente. De esta forma, podrás preparar todo anticipadamente y disfrutarás más de la experiencia de la noche en la naturaleza.

Sumamente importante es que coloques luces en lugares estratégicos para que nadie se tropiece con las estacas de la tienda de campaña. También es importante colocar al menos una lámpara o linterna dentro de la tienda. ¡Incluso ahora algunas vienen con luces LED!

Si viajas en familia y con niños pequeños es importante que conserven las rutinas familiares como cepillarse los dientes, por ejemplo. De esta forma, podrán acostumbrarse al entorno y disfrutarán más del viaje.

Por otro lado, no es recomendable que coloques la comida o artículos perfumados dentro de la tienda de campaña, ya que de esta forma la ropa puede impregnarse de olores y atraer animales salvajes durante la noche. Te recomendamos que leas bien las normas de almacenamiento seguro de comida en el lugar donde decidas acampar.

 

Prepárate para dormir en tienda de campaña / Foto: Steve Halama

Prepárate para dormir en tienda de campaña / Foto: Steve Halama

De igual manera, es importante que no te duermas con ropa húmeda, mojada, sucia, o sudada. La ropa recomendada para dormir son las ropas de cama largas y limpias, ¡y unos calcetines abrigados! Vale recordar que no tienes que dormir con demasiada ropa porque, al hacerlo, el saco de dormir no puede absorber bien el calor corporal. Si tienes frío, simplemente coloca un edredón o una chaqueta sobre el saco.

Otra cuestión es la de las necesidades fisiológicas. Es recomendable que orines dos veces antes de acostarte y unos 20 o 30 minutos antes de dormir para no tener que salir en medio de la noche. De igual manera, no descartes preparar un sector de sandalias cerca de la salida de la tienda de campaña, así como tener a mano la lámpara o la linterna.

Por último, ten en cuenta que durante la noche puede que escuches ruidos de animales salvajes dando vueltas por tu campamento. Sin embargo, no debes preocuparte si guardaste bien tu comida, no hay nada de que asustarse.

Claves para mantenerse caliente durante la noche

Todos los campistas experimentados tienen sus trucos para no pasar frío durante la noche. Y es que por más que sea verano, si vas a la montaña es probable que la temperatura baje mucho. Ten en cuenta las siguientes claves:

  • Come algo antes de acostarte. La digestión te calentará internamente, lo que generará el calor que necesitas para dormir cómodamente.
  • Bebe una bebida caliente —sin alcohol— antes de dormir. El alcohol no es recomendable porque dilata los vasos sanguíneos, lo que estimulan la pérdida de calor.
  • Haz un poco de ejercicio antes de acostarte y quedarte dormido. No demasiado, ya que podrías estar sudoroso o activar tu cuerpo de manera que te mantuviera completamente despierto. Esta es una excelente forma de calentar el cuerpo y dormir mejor.
  • Recuerda usar su ropa interior larga y calcetines limpios y secos.
  • Usa un gorro de lana si tienes frío cuando te metas por primera vez en tu saco de dormir.
  • Coloca la capucha del saco de dormir alrededor de tu cabeza, incluso si llevas un gorro. En las noches bajo cero, es posible que termines por dejar solo una abertura lo suficientemente grande para tu nariz y tu boca.
  • Agrega una esterilla o almohadilla de espuma de celda cerrada debajo de tu almohadilla para dormir. Conseguirás un mejor aislamiento.
  • Si el saco de dormir es muy grande, coloca la ropa seca dentro de tu saco de dormir para llenar los espacios vacíos y para que se reduzca el área que tu cuerpo debe calentar.
  • Truco: puedes colocar una botella de agua tibia cerca del centro de tu cuerpo, ya que es allí donde se encuentra la principal zona generadora de calor de su cuerpo. Para calentarte aún más rápido, intenta colocarlo cerca de tus arterias femorales, es decir entre tus piernas.

 

LEE TAMBIÉN: