Viajar, es uno de los placeres más valiosos de la vida. Sea un viaje de trabajo, placer o aventura, es fundamental documentarlo para que además de quedar guardado en tu mente como una genial experiencia, quede evidencia física y digital de tu paso por ese sensacional destino.

Ahora bien, te preguntarás ¿Cómo puedes documentar tu viaje? ¿Estoy preparado para hacerlo? ¿Para qué y para quién documentaré mi viaje? Hay distintas maneras de preservar importantes detalles de tu recorrido y resultaría una pérdida de tiempo si no lo haces.

Seas olvidadizo o no, es un error que no tengas muestra de tu aventura. Por ello, desde ahora, llegar a casa y compartir esas experiencias será más gratificante si sigues nuestros consejos. De esta manera, te aseguramos que no quedará duda de tu inolvidable viaje.

Escribe.

Documentar un viaje: escribe. / Foto: Joao Silas

Documentar un viaje: escribe. / Foto: Joao Silas

Conviértete en un escritor. Adquiere un cuaderno, un diario de viaje, uno distinto al que habitualmente usas, solo para realizar apuntes sobre tu viaje. Que sea pequeño, sencillo, fácil de llevar y de manipular. Anota los nombres de los lugares que visites, las fechas en las cuales hiciste las visitas, inclusive las horas, nombres de las personas a las que conociste, sus historias, etc.

El cuaderno de viajes por excelencia es un moleskine, utilizado históricamente por viajeros, aventureros, arquitectos, periodistas, etc. Hay toda una comunidad entorno a él, inspírate aquí.

De igual modo, toma nota de cosas curiosas o interesantes, el lugar donde te hospedaste, si te agradó o no, los restaurantes donde comiste, las comidas que degustaste y sus nombres, los medios de transporte que usaste, tu apreciación de los mismos y consejos que puedan ofrecerle a otros viajeros.

Estas notas simplemente te permitirán recordar el nombre de esa persona que compartió contigo mesa en el refugio, asiento en el viaje en tren, el plato que te comiste aquella noche en la cena o cómo se llamaba esa playa que tanto de agradó.

Haz un álbum de recortes.




No se trata de un álbum como el que tienes en casa donde se almacenan las fotos familiares, se trata de una carpeta o sobre en el que puedas almacenar toda la información que encuentres o te entreguen en el camino.

Nos referimos a las tarjetas de los hoteles, tickets de entradas a museos, parques, buses y trenes, tarjetas de visitas, menús de restaurantes, tickets de pago, mapas y demás fichas impresas que hagan referencia a algún lugar visitado.

Guárdalo todo en el mismo sitio, que al llegar a casa, tendrás todo a mano para mostrar a tu familia y demás afectos, los detalles de tu viaje. Incluso, te servirá de referencia para ubicar por internet lugares, teléfonos y enviar correos electrónicos en caso de ser necesario.

Fotografía.

Documenta tu viaje: fotografía. / Foto: Joe Ridley

Documenta tu viaje: fotografía. / Foto: Joe Ridley

Lleva contigo una cámara fotográfica. Al intentar documentar los lugares, ten en cuenta algo muy importante: ¿qué te llamó sobremanera la atención?. Pues no solo se trata del lugar, del monumento o la calle visitada, sino todo lo que hay a su alrededor, el camino que tomaste para llegar y lo que lo rodea, desde la montaña que se veía desde el collado, la cabaña recortada en el horizonte; el mago de la esquina, hasta el guitarrista que también toca flauta y canta espectacular.

La idea es hacer disparos certeros de tu cámara fotográfica, para que no se te escape nada. Ten la paciencia necesaria, haz la foto cuando no hayan elementos distractores que puedan dañar tu imagen e intenta con varias, para que no se escapen detalles.

Siguiendo los patrones de respeto, pregunta siempre si puedes fotografiar tal o cual cosa, pues a veces hay lugares donde no lo permiten. Toma en cuenta colores, figuras y estructuras que llamen tu atención. Recuerda que dependiendo el lugar que visites, el contexto de la foto será diferente.

Habla con los lugareños.

Aunque a veces es difícil para el viajero, no hay mejor experiencia de viaje que encontrarse con un lugareño que te muestre mucho más del destino visitado. Con su permiso, claro está.

Fotografíalo y escribe en tu cuaderno de apuntes sobre el o ellos. Será una buena experiencia y a la vez tendrás nuevos amigos en otro lugar del mundo, que podrán servirte de ayuda en otra ocasión.

Saber sobre su cultura y costumbres, te harán parte de la historia y, en algunos casos, te identificarás con ello. Así que una vez conocidos estos tips, emprende tu aventura sin temor, ¡que lo disfrutes!.

 

LEE TAMBIÉN:

SÍGUENOS: TRAVESÍA PIRENAICA está en Facebook



No Hay Más Artículos