Pirineos. Picos Solitarios #1: Valles Occidentales

Picos solitarios en los Valles Occidentales, Pirineos.

Nuestros cercanos Pirineos esconden un sinfín de montañas en los que encontrar la soledad en mitad de una naturaleza salvaje y son cientos, por no decir miles, los picos que raramente son ascendidos. Al final, la mayoría de la gente se concentra en verano en unos pocos valles, e incluso los lugares más turísticos resultan solitarios en cualquier otra época.

Nos hemos puesto a pensar en cuáles son esas grandes montañas que por una u otra razón son poco frecuentadas. Los motivos son varios, pero suelen tener que ver con la proximidad de otros picos más conocidos, ausencia de un refugio guardado, largas marchas de aproximación, grandes desniveles o un paso difícil. Esos inconvenientes que para otros son justo la esencia.

Para tener el dudoso honor de pertenecer a este listado de montañas olvidadas, hemos tenido en cuenta varias premisas: ser una montaña atractiva, prominente, diferenciada y poco frecuentada dentro de su importancia, intentando no compartir recorrido con otras rutas más concurridas como las de acceso a un refugio o a otras montañas más ilustres y procurando que los principales macizos estén representados de alguna manera.

Los Valles occidentales

En esta división englobamos el pirineo navarro, los valles occidentales de Huesca (Ansó, Hecho y Canfranc) y el departamento francés de los Pirineos Atlanticos.

Otsogorrigaina (1.923m)

Ver mapa.

Otsogorrigaina desde el Portillo de Uturrudine

Sobre la divisoria de montañas entre el Orhi, primer dosmil por occidente, y el macizo de Larra, hay varios picos interesantes. El más conocido y más abrupto es La Kartxela, que cae sobre el valle de Belagua. Un poco más al Oeste, y más escondido, se encuentra Otsogorrigaina, que junto con Barazea/Txardekagaina y La Kartxela, forma un bonito circo de montañas hacia el sur que desagua por la foz de Mintxate. Otsogorrigaina puede traducirse como Alto del Oso Rojo, aunque Otso también pudiera traducirse por lobo. La ruta más sencilla discurre desde el Puerto de Larrau cabalgando sobre el cordal cimero. Desde el sur, la subida a través de la Foz de Mintxate es bonita, sin embargo, la más salvaje es por la vertiente norte desde Laugibar.

Desde Laugibar (Distancia: 22kms ida/vuelta; Tiempo aproximado: 8h00min; Desnivel positivo: 1.600m), Gite d’etape de la GR10, se sigue el camino de la pasarela de Holtzarte, un puente colgante con una caída libre de 150 metros. La ruta remonta a continuación el frondoso barranco, para luego girar a la izquierda por el sendero que lleva a la cascada de Pista, ya fuera del bosque. La parte alta está cubierta por prados y puede subirse campo a través.

Billaré (2.318m)

Ver mapa.

Billaré y Circo de Lescún desde Lescún / Foto: Jaume Canet y Enric Cáceres

El Billaré tal vez sea la montaña más majestuosa del Circo de Lescún y competidores por tal galardon no faltan: Anie, Mesa de los Tres Reyes o las Agujas de Ansabere, entre otras. El lugar recuerda a los Dolomitas o a otras montañas de los Alpes. Sobre un pintoresco valle verde, los paredones blancos calcáreos del Billaré y otros picos, se desploman cerca de 1.000m. Precisamente por esta vertiente, la del Circo de Lescún, es por donde transcurre la ruta propuesta.

Desde Sanchese (Escalada: F; Distancia: 11kms ida/vuelta; Tiempo aproximado: 7h00min; Desnivel positivo: 1.250m). La ruta más fácil para ascender a este pico discurre por la cresta occidental con algunos pasos aéreos y una fácil chimenea (F). El punto de partida es el Plateau de Sanchese, donde hay un área recreativa en el que se puede aparcar el coche. La ruta asciende por el barranco de Anaye para luego ganar en dirección sur, a través de una pedrera, la cresta cimera. Si se tiene ganas de marcha, nos podemos desviar antes por el corredor NW hasta la Grand Brèche y de ahí, al Billaré (PD), para luego descender por la vía normal.

Llana de la Garganta (2.599m) y Llana del Bozo (2.566m)

Ver mapa.

Vertiente norte de la Llana de la Garganta y de la Llana del Bozo.

En la zona entre el Bisaurín y el Aspe, hay una serie de picos muy interesantes y mucho menos frecuentados que estos, como los de la Sierra de Bernera, Secús, los Picos de la Garganta de Aísa o las dos Llanas, la del Bozo y la de la Garganta, que junto con el Aspe, forman un tridente de afilados picos visibles desde el Canal de Berdún (Jaca). Son dos montañas muy estéticas, desde el sur tienen forma piramidal, mientras que por el norte, caen abruptamente.

Desde Aísa (Distancia: 14 kilómetros ida/vuelta; Tiempo aproximado: 7horas; Desnivel positivo: 1.250m) se sube en coche hasta el final de la estrecha carretera (9kms; 1.500m) que remonta el valle. La ruta habitual sube hacia los Llanos de Napazal y, tras el refugio de Saleras, asciende en dirección norte hasta encontrarse con el GR11.1, el cual seguiremos a la izquierda hasta El Cubilar (1.800m). En este punto se abandona, para seguir por un pequeño valle con la vista puesta en la Brecha Wallon o Paso Napazal, que separa los dos picos. A la derecha se accede a la Llana de la Garganta (F+), a la izquierda, a la Llana del Bozo (F). El descenso, desde la Llana del Bozo puede realizarse descendiendo hacia el barranco de Igüer (GR11) sin apenas dificultad y collado del Bozo. No intentar bajar siguiendo el barranco. Desde el collado del Bozo seguiremos el GR11.1 que desciende a los Llanos de Napazal y comienzo de la ruta. Hay quien enlaza estos dos picos con el vecino Aspe, completando la trilogía.

Otra ruta alternativa es por la vertiente norte, desde Candanchu o desde el Parking de Sansanet, pasando por la Chorrota de Aspe (II).

Sesques / L’Escarpu (2.606m)

Ver mapa.

El Pico de Sesques desde la llanura francesa / Foto: Tangopaso [CC]

El Sesques es un macizo colosal, aislado al norte del eje pirenaico. Una especie de Canigó del Pirineo occidental. Ascender por cualquiera de sus vertientes supone un gran esfuerzo en el que habrá que salvar importantes desniveles sin refugios guardados que permitan dividir la ascensión.

Desde Etsaut (Distancia: 19 kilómetros; Tiempo aproximado: 10 horas; Desnivel positivo: 2.050m) la ruta es de ida y vuelta por el mismo camino. La ruta arranca en el mismo pueblo de Etsaut (575m) y asciende por el bosque de Ourtasse, la Cabaña de la Yese y el paso de Lespetouse.

Desde las Gorges de Bitet (Distancia: 15 kilómetros; Tiempo aproximado: 8 horas; Desnivel positivo: 1.700m) puede aproximarse en coche por pista hasta una altura de 950m, acortando la aproximación, y realizando un recorrido de tipo circular. La subida más habitual se realiza siguiendo el valle principal hasta el final de la pista (pequeño aparcamiento) y luego por el sendero que sube al Lac de Isabe. Desde aquí, el sendero asciende a mano izquierda bordeando el lago a través de una terraza y remonta a continuación el valle con tendencia a la derecha, con la vista puesta en la cima oeste, a la que se sube primero. Para el descenso podemos bajar al collado de Sesques y luego por el valle que se abre al Este, pasando por la Cujala de Sesques, donde comienzan los árboles, y la cabaña d’Artigue de Sesques.

Pico de Soques (2.716m)

Ver mapa.

Vertiente oeste del Soques, por donde discurre la ruta propuesta.

El Pico de Soques, al Este del puerto del Portalet, se encuentra en el límite del departamento francés de los Pirineos Atlánticos. Es una montaña que suele verse con frecuencia cuando se va a Respomuso o a Pombie, al Midi d’Ossau, pero que rara vez entra en nuestros planes. El punto más alto no destaca en exceso sobre la escarpada cresta en la que hay varios picos que podrían enlazarse, sin embargo, cuenta con desniveles importantes a ambos lados, hacia el valle de Ossau y el barranco de Aguas Limpias.

Desde el Caillou de Soques (Escalada: PD-; Distancia: 10 kilómetros; Tiempo aproximado: 7 horas; Desnivel positivo: 1.250m) transcurre la ruta normal más apartada, aunque algo más complicada de todas. El itinerario consiste en remontar al principio el torrente de Soques y luego a la derecha, por el amplio corredor que asciende hacia la brecha del Dent du Soques. El tramo más complicado estará en alcanzar la cima del pico y que se ataca por la arista sur (PD-).

La ruta más sencilla asciende por la arista norte (F) a la que se puede llegar desde el embalse de La Sarra por el Barranco de Aguas Limpias.

Pala de Alcañiz o Bucuesa (2.765m)

Ver mapa.

La Pala de Alcañiz, cerca del ibón de Ip

La Pala de Alcañiz o Pico de Bucuesa, es una montaña que pasa un tanto desapercibida debido a la proximidad de otras montañas como el Collarada, la Pala de Ip, Punta Escarra y el amplio repertorio de cumbres de la Sierra de Partacua. A su favor, es una montaña bonita y tranquila. Este pico se encuntra cerca de Peña Retona, la siguiente cumbre de este artículo y que, desde Piedrafita de Jaca (PD-) o Acumuer (F+), comparte buena parte de los recorridos descritos a continuación. La ruta propuesta es la que sube desde el ibón de Ip, algo más complicada (PD) que por Piedrafita o Acumuer, y que seguramente, los que hayan subido al Collarada ya conozcan.

Desde Canfranc Estación (Escalada: PD; Distancia: 19 kilómetros; Tiempo aproximado: 10 horas; Desnivel positivo: 1.800m). Poco después de Canfranc Estación sale una pista a la derecha por la que viene el Camino de Santiago y que cruza un puente en donde se puede dejar el coche. La ruta asciende el valle de Ip por un marcado sendero hasta el ibón de Ip, el cual se rodea por la derecha. La pared oeste que mira hacia el embalse es demasiado difícil y para alcanzar la cumbre, deberemos dirigirnos hacia la derecha al corral de Ip, donde hay un ibón prácticamente seco, justo debajo del collado entre los Cuchillares y la Pala de Alcañiz. Desde el ibón puede subirse hasta el collado y luego por la cresta, o mejor, alcanzar la cresta por una marcada canal a la izquierda de la que se sale luego hacia la derecha, para seguir a continuación la cresta evitando los tramos más difiles por la izquierda (PD).

Peña Retona (2.775m)

Ver mapa.

Vertiente norte de la Peña Puerto Rico, Peña Retona y Pala de los Rayos / Foto: Wiltron [CC-BY-SA-4.0]

La Peña Retona, aún siendo la máxima altura de la Sierra de Partacua, más conocida por la Sierra de la Peña Telera, es un pico mucho menos reconocido que este. Su posición en el extremo occidental de la sierra implica una larga marcha de aproximación, tanto desde el Este, como desde el Sur, que lo reserva solo para los coleccionistas de cimas y esquiadores de montaña.

Desde Acumuer (Escalada: F; Distancia: 27 kilómetros ida/vuelta; Tiempo aproximado: 11horas; Desnivel positivo: 1.700m) se sigue la pista (cerrada al tráfico) en mal estado durante 8,5 kilómetros hasta el final. Luego se gira a la derecha, por terreno confuso, a la Plana del Rincón y dirección norte al collado de la Canal Ancha, entre el Pico Puerto Rico y la Peña Retona. Para encontrar la chimenea de acceso a la cumbre (F), se franquea la pedrera hacia la izquierda y luego a la derecha por una diagonal.

Desde Piedrafita de Jaca por la Canal Ancha (Escalada: PD; Distancia: 24 kilómetros ida/vuelta; Tiempo aproximado: 10horas; Desnivel positivo: 1.400m). Desde el aparcamiento del Parque faunístico de la Cuniacha se sigue por pista cerrada al tráfico (8,5kms) hasta una curva en la que comienza a alejarse de la sierra, en la zona de las fuentes del Goluso. La pista está en buen estado y algunos optan por recorrerla en bicicleta. La subida a la Peña Retona recorre la marcada Canal Ancha (PD), algo descompuesta, y que mucha gente reserva para subir con nieve (piolet y crampones). Una alternativa, para el que todo esto le sepa a poco, consiste en remontar la Canal de Pacines (PD-), y luego crestear por el Pabellón y la Peña Puerto Rico hasta la Peña Retona.

No Comments Yet

Comments are closed