jueves, diciembre 2, 2021
InicioTécnicaMontañaSensación Térmica

Sensación Térmica

Aunque seguramente hemos escuchado hablar en muchas ocasiones de la sensación térmica por frío o calor, y tengamos una idea aproximada, quizás no sepamos muy bien de que se trata exactamente.

La sensación térmica por frío o por calor, nos da una idea de la sensación de frío o calor que siente una persona según una combinación de parámetros meteorológicos. Dos conceptos diferentes que para entender, veremos por separado.

Sensación Térmica por frío o por efecto del viento (Wind Chill)

La sensación térmica por frío depende de la combinación de dos factores: temperatura y viento; y se calcula para temperaturas inferiores a 10 ºC.

La idea se basa en la teoría de la transmisión de calor. Sobre la piel del cuerpo humano existe una fina capa de aire caliente de unos pocos milímetros de espesor. A medida que aumenta el viento, este se lleva el calor de la piel descubierta, lo que aumenta la perdida de calor del cuerpo humano y que sintamos más frío.

De este planteamiento se desprende que, la sensación térmica por frío solo afecta a la piel descubierta, lo que otorga una especial importancia a la vestimenta utilizada y a la correcta combinación del sistema de capas. En condiciones adversas resultará especialmente importante cubrir las extremidades con guantes y pasamontañas, sobre todo cuando haya riesgo de sufrir congelaciones.

El siguiente cuadro confeccionado por la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología), nos da una idea cuantitativa sobre como el viento afecta a la sensación de frío, y del peligro de sufrir congelaciones en la piel descubierta. Préstese atención al esquema de colores, al riesgo de producirse congelaciones.

Sensación Térmica por calor o por efecto de la humedad (Heat Index)

La sensación térmica por calor depende de la combinación de dos factores diferentes: temperatura y humedad relativa; y se calcula para temperaturas superiores a 20ºC.

El concepto se basa en la evaporación del sudor que tiene el cuerpo humano como mecanismo para refrigerarse. Cuando la humedad relativa del aire es alta, se dificulta la evaporación del sudor, lo que aumenta la sensación de calor.

Al igual que por frío, por calor se pueden originar diferentes trastornos en la salud: fatiga, insolación, golpe de calor o calambres. Las recomendaciones en este caso serían: evitar la exposición al sol en las horas centrales del día, hidratarse cada 30 minutos, no realizar ejercicio físico (intenso) y utilizar ropa apropiada.

El siguiente cuadro confeccionado por la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) nos da una idea cuantitativa sobre como la humedad relativa afecta a la sensación de calor, y de los peligros que esto conlleva sobre la salud (préstese atención al esquema de colores).

Para más información sobre como se calculan los valores de esta tabla: SensacionTermicaPorFrio-Calor-AEMET.pdf


Libros recomendados:

Tiempo y clima en montaña. Manual práctico de meteorología.

  • Autor: Jordi Pons
  • Editorial: Ediciones Desnivel S.L
  • Idioma: Español
  • Nº páginas: 144
  • ISBN-10 : ‎ 8498291402
  • ISBN-13 : ‎ 978-8498291407
  • Publicación: 2008


Meteorología: cómo prever el tiempo en montaña

  • Autor: Joaquín Colorado Sierra
  • Editorial: Ediciones Desnivel S.L
  • Idioma: Español
  • Nº páginas: 144
  • ISBN-10 : ‎ 8498290686
  • ISBN-13 : ‎ 978-8498290684
  • Publicación: 2007


TE PUEDE INTERESAR:

Montaña invernal de forma segura

La práctica de actividades deportivas de montaña en invierno, entraña una serie añadida de riesgos que debemos conocer…

- Advertisment -

Más popular