Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hay espacios muy hermosos en la península ibérica que aún no han sido descubiertos o son poco conocidos. Los amantes del senderismo buscamos de forma continuada nuevos espacios donde poder perdernos en solitario o en compañía. Los Pirineos aún disponen de lugares a los que nos dirigimos para conocer espacios únicos, espacios “vírgenes” dónde no se haya puesto, apenas, la mano por parte de los hombres. Uno de esos lugares es el único congost virgen entre Lleida y Huesca.

El desfiladero de Mont-Rebei se encuentra en la sierra del Montsec. Situado entre Aragón y Cataluña, este espacio único se enclava junto al cauce del Noguera Ribagorzana entre las comarcas de La Noguera y el Pallars Jussá.

Este emplazamiento es de los más espectaculares que podemos encontrar en España. Algunos comentan que es el “único desfiladero de territorio virgen en Cataluña”.

Excavada la ruta en la piedra de la sierra, hace pocos años, en 1982, es un delgado y vertiginoso itinerario que tiene caídas verticales de hasta 500 metros y momentos de máxima estrechez en las que, de pared a pared del desfiladero, solo lo separarán 20 metros.

 

Cuatro son las rutas básicas que podremos disfrutar:




Congost de Mont-rebei

La denominada Congost de Mont-rebei o del desfiladero de Mont-rebei. Es el camino tradicional que recorre el desfiladero (GR-1). Un paseo de 4 km por la montaña. La duración total de este itinerario es de 2 horas de ida y 2 horas de vuelta, un total de 4 horas. El camino se desarrolla por una suave pendiente que se introduce en el desfiladero. Su dificultad es baja. Es muy accesible ya que su recorrido es muy suave. Solo deben mantener precauciones las personas con vértigo a su llegada al desfiladero. La longitud del recorrido es de 4 kilómetros que haremos en 4 horas. Y que si deseamos podemos “tunear”, modificar, dirigiéndonos hacia la zona de la Mare de Déu.

Queixigar y el mirador Altamiris

Una ruta pensada para su desarrollo en media jornada. Itinerario de Queixigar y el mirador Altamiris. Como características deberíamos pensar en un recorrido, principalmente, ascendente. La duración aproximada del mismo es de 3 horas y media. Se puede realizar sin problemas en medio día. Este recorrido, que nace en el aparcamiento sur, nos hará dirigirnos hasta el desfiladero y pasaremos por el puente metálico colgante para terminar subiendo a un llano pasando por un bosque. Llegaremos al mirador de Altamiris. Luego descenderemos hasta llegar al siguiente itinerario. Aun teniendo una menor duración en el recorrido, si se complica su dificultad por el ascenso a Altamiris. Su complejidad podría ser catalogada de media. La longitud total de este camino es de unos dos kilómetros. Pasaremos desde un inicio en la cota 500 m a los 900 m del final.

Obaga Gran y de los Carboners

También pensada para realizarla en medio día, es el itinerario de la Obaga Gran y de los Carboners. La característica principal es la de una ruta que cruzará dos barrancos y terminará enlazando con el itinerario anterior. Este trayecto nos permitirá disfrutar del paso por el barranco de Macana y por el de los Julianes. Así mismo, nuestro circuito nos permitirá disfrutar de un pequeño alto donde veremos unas ruinas. Tras este alto iremos descendiendo, pasaremos por unas rocas desde donde se se ve toda la zona de la umbría del desfiladero y cruzaremos a continuación los dos barrancos. La dificultad de este itinerario es parecida al de la ruta 2. La distancia que recorreremos en este camino será de unos 2.5 km. Esta ruta es la que necesitará menos tiempo para realizarla.

Alsamora a Altamiris por la Obaga Gran

Este es el último itinerario que se ha incorporado al catálogo de opciones de Mont-rebei. Itinerario de Alsamora a Altamiris por la Obaga Gran. Es el más largo de todos los que podemos realizar y está diseñado para que lo desarrollemos a lo largo de todo un día. Nace nuestro paseo en el pueblo de Alsamora dirigiéndonos hacia el desfiladero. Atravesaremos diversos barrancos por la zona de la umbría y llegaremos hasta el final de la ruta 2. No solo la duración, sino también el curso de la ruta la convierte en la de mayor dificultad de las cuatro. Recomendada para senderistas experimentados, el recorrido está plagado de pequeñas subidas y bajadas.

El desfiladero de Mont-rebei ofrece a los amantes del senderismo y de la naturaleza espectaculares vistas. Espacios vírgenes que nos permitirán, además, disfrutar de una flora endémica y, en algún caso, rarísima. Un ejemplo es la Petrocoptis, que salvo en este espacio, difícilmente podremos encontrar. Otras son: la corona de rey, oreja de oso o roble pubescente.

En cuanto a la fauna que admiraremos están: el quebrantahuesos, el águila real, el alimoche, la nutria y el tritón pirenaico.

El Congost de Mont-rebei es toda una experiencia para los amantes de los viajes y la naturaleza.

Fuente: Fundació Catalunya-La pedrera

Opt In Image
Guía para hacer la Senda Pirenaica

¡Descárgate gratis! la guía rápida con todo lo que debes saber antes de acometer la Senda Pirenaica-GR11

No Hay Más Artículos