Hay una escena divertida en la película “Tras el corazón verde“, cuando el personaje de Michael Douglas se encuentra con el personaje de Kathleen Turners y acepta llevarla a una cabina telefónica a cientos de kilómetros de distancia. Él se niega a llevar su equipaje aparentemente poco práctico; algunas escenas más tarde aún va más lejos al cortarle los tacones de los zapatos para que pueda caminar bien con ellos. Más allá de los tópicos —que podríamos discutirle al guionista—, esta escena puede transmitirnos la esencia de lo que es preparar las maletas —o mejor, la mochila— para viajes de aventura. ¡Menos, es definitivamente más!

Cuando nos encontramos en un país extranjero, por norma general es bastante sencillo detectar al viajero experimentado del novato. El principiante suele arrastrar una maleta gigante o lleva una mochila de colores brillantes que es incluso más grande que él mismo. Están vestidos con lo último en accesorios de aventura de las tiendas de aventuras más caras y llevan calzado de trekking por valor de cientos de euros. Te recomendamos que esta no sea tu forma de viajar por varias razones. La primera es la comodidad. Por lo general caminarás mucho cuando vayas en este tipo de vacaciones, y caminar con 50 kg de equipaje es agotador y difícil —vaya, que te vas a tener que poner como un toro en el gimnasio—. Lo más probable es que te ensucies demasiado y estropees esa ropa recién comprada que llevas —si, esa camisa que te ha costado un ojo de la cara— y no olvides que algunos de tus caros artículos llevan el letrero de róbame encima —a veces por otros viajeros—. Si apareces con el mejor y más caro equipo, eres un blanco para ladrones y estafadores. Con todo esto en mente, aquí hay algunos consejos:

Equipaje

Si vas a hacer realizar un viaje que te va a llevar a lugares remotos, realizarás actividad física y caminar más allá de unos pocos cientos de metros al día, entonces una mochila es definitivamente tu opción. ¡Pero no todas las mochilas son iguales! Piensa en algo pequeño y discreto. Los colores oscuros como marrón y negro atraerán menos atención que una de color púrpura o rojo brillante. Asegúrate de que sea el tipo de mochila que tiene una solapa en la parte superior que se cierra sobre la abertura del interior para evitar que si llueve pueda entrar agua. Si vas a visitar un lugar en el que las lluvias son muy frecuentes, puedes poner tu ropa en bolsas impermeables. Usa bolsas de plástico estándar, también puedes comprar material específico para este fin en tiendas. Insistimos en que tu mochila sea lo más pequeña posible, sobre todo si están de viaje de mochilero y no vas a relizar ningún trekking o actividad para la que necesites más equipo. Una mochila de 30 a 45 litros podría ser suficiente. En estas dimensiones de mochila podrás meter todo lo necesario para tu viaje, y si no puedes meter algo, entonces probablemente no lo necesites —como comentábamos, en caso de que vayas a realizar alguna actividad en la montaña, quizás necesites una mochila algo mayor—.

Ropa

¡Piensa ligero y transpirable! El algodón puede ser muy apropiado para un viaje de aventura, pero si vas a realizar actividad física intensa, este se calará —tenlo en cuenta—. Tres camisetas son suficientes: puede usar una, lavar otra y tener una de repuesto. Valora el vestirte en varias capas. Para los pantalones, son muy útiles unos con cremalleras en las piernas, convertibles en pantalones cortos —que también pueden funcionar como bañadores—. Los colores oscuros siempre van a ocultar la suciedad, una buena idea para un viaje de aventura. Por lo general, aparte de la ropa interior y los calcetines, no es necesaria mucha más ropa. Si el clima del lugar es muy lluviosa, necesitarás un impermeable. Recuerda que si necesitas algo, siempre puedes comprarlo allí y, por lo general, por bastante menos que en tu país. No te olvides de llevar algún tipo de sombrero o gorra, si vas a países de clima soleado y severo.

Calzado

A menos que estés haciendo una ruta de trekking o montañismo, probablemente no necesitarás esas pesadas botas de trekking último modelo de 300 eurazos. Piensa en la comodidad. ¿Necesitas un calzado que te proteja del agua y la humedad? ¿Voy a estar todo el día entre barro? ¿Hará 40 grados a la sombra y no caerá una gota de lluvia ese mes que yo estaré allí —ni en los 5 meses siguientes—? Todo ello lo tienes que tener en cuenta a la hora de valorar el calzado que llevarás. El consejo es que lleves un calzado adecuado a lo que vas a realizar. Y se discreto.

Otras cosas

Deberás llevar también determinados artículos, indispensables. El protector solar es uno de ellos. Una navaja multiherramienta es muy útil. Puedes llevar en tu equipaje un mechero o encendedor, para cualquier cosa, desde encender cigarrillos de personas hasta sellar los extremos de las cuerdas.

El truco para preparar tu equipaje para un viaje de aventura es empacar ligero, discreto y barato. Esto evita que te conviertas en una mula de carga humana o en un objetivo para ladrones y estafadores. Disfrutará más de tu viaje, porque no estarás tan cansado ni te preocuparás tanto por tu equipo.

 

LEE TAMBIÉN:

SÍGUENOS: TRAVESÍA PIRENAICA está en Facebook



No Hay Más Artículos