Si vamos a realizar escapadas a la montaña en familia es necesario un buen equipo montaña para niños. El montañismo e incluso la escalada pueden realizarse por familias con niños. Es una actividad gratificante, que aporta retos a los pequeños, amplía sus conocimientos y les ayuda a desarrollarse con refuerzos positivos.

Pero la seguridad debe ser nuestra principal guía en la montaña, sobre todo, si realizamos nuestras salidas con niños.

Preparar la salida a la montaña con antelación

Pensar con antelación es prevenir imprevistos. En la montaña siempre pueden producirse situaciones inesperadas, ya sea un cambio repentino del tiempo, una caída, quedarnos sin agua, no tener cobertura de móvil cuando la necesitamos o quedarnos aislados. Por este motivo, anteponernos a las situaciones de riesgo es esencial.

Un lugar idóneo para disfrutar en familia son los Pirineos. Por su gran belleza natural, con sus ríos que descienden por las altas montañas o sus bosques de hayas, pinos negros y abetos, que dan colorido a los recorridos. Por sus pueblos integrados completamente en la montaña, ofreciendo lugares para reposar, tradiciones y cultura. Es un lugar mágico para ir con tus hijos.

Los niños pueden y deben ir equipados como los adultos, siempre con elementos de vestuario que ayuden a caminar cómodamente. Si son bebés o muy pequeños, irán en portabebés adecuados para hacer senderismo.

1. Los niños, si no son muy pequeños, deben llevar su propia mochila. Con agua suficiente y algo de comida energética, tipo barritas de cereales o similares, frutos secos y chocolate. La mochila no debe pesarles mucho, pero de esta forma sentirán que son responsables como los adultos.

2. La ropa debe ser adaptada a las rutas que se hayan planificado. Al ir con niños, las rutas serán adecuadas a edad, tanto en longitud como en dificultad. Los niños deben ir equipados con ropa y botas de montaña (asegúrate que las botas no se le han quedado pequeñas y que los calcetines no les rozan), gorra y protección solar, por el sol que puede llegar a quemar en las montañas. Ropa de abrigo y cortavientos, tanto por si hace frío como por si, de repente, sopla viento (en la montaña el tiempo a veces cambia de manera repentina).

3. Los adultos deberán, además, llevar un botiquín, mapa, brújula y GPS. Debéis ser precavidos, aunque la ruta sea de poca dificultad. Nunca está de más y son elementos que no pesan ni aumentan la carga de una mochila.

4. Los teléfonos móviles deben estar cargados y es buena idea añadir una batería externa para recargarlos si fuera necesario.

5.  Debéis llevar material camping necesario para el recorrido:

– Un pito o silbato, que puede seros útil si queréis señalar vuestra posición,

– Una cuerda de nylon multiuso, linterna y cuchillo,

– Pañuelos de papel en sustitución del higiénico,

– Bolsas de basura (debemos proteger el medio ambiente y educar a los niños a preservarlo).

Equipo montaña para niños / Foto: Annie Spratt on Unsplash

Equipo montaña para niños: lo necesario para disfrutar la montaña
/ Foto: Annie Spratt on Unsplash

Todo aquello que nos pueda ayudar en un momento determinado, no estará de más, siempre que no sea una carga innecesaria.

Un consejo, los niños deben participar, a su medida, en la planificación de las rutas y caminatas. Mirar qué tiempo va a hacer en la montaña, preparar la mochila el día anterior, repasar la ruta, lo que dura, los lugares especiales que vamos a ver y a disfrutar. De esta forma, los niños se comprometen y se sienten partícipes de la actividad.

Las escapadas y vacaciones en las montañas son una experiencia de ocio muy recomendada para los niños, recuerda el equipo montaña para niños porque es imprescindible. Estas salidas educan en la responsabilidad, los niños aprenden a planificar, a prever peligros, a ser responsables y a disfrutar de la naturaleza. Todo un reto para ellos.
LEE TAMBIÉN: