Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.


Opt In Image
Guía para hacer la Senda Pirenaica

¡Descárgate gratis! la guía rápida con todo lo que debes saber antes de acometer la Senda Pirenaica-GR11




De costa a costa y tiro porque me toca

Los senderos de largo recorrido, especialmente aquellos que nos llevan fuera de casa durante varias semanas y nos obligan a sumergirnos totalmente en la naturaleza suponen un reto personal muy gratificante de superar. No hablaremos sobre el Camino de Santiago, o sobre el gigantesco y larguísimo Sendero del Macizo del Pacífico en Estados Unidos, que hizo famoso Cheryl Strayed en su libro “Salvaje”. No hace falta irnos tan lejos para practicar senderismo de largo recorrido y alta montaña, ni tan solo saldremos de la Península. En el artículo de hoy nos centraremos en los “GR” y especialmente en cómo prepararse para el GR 11 o Senda Transpirenaica.

La Senda Transpirenaica, belleza y simbolismo

Como su propio nombre indica, la Senda Transpirenaica es un GR cuyo recorrido va desde Cap de Creus, en Girona, hasta Cabo Higuer, en el Mar Cantábrico y tiene más de 800 kilómetros. Se trata de uno de los GR más transitados por su simbolismo -la unión a pie del Mar Mediterráneo y el Cantábrico/Atlántico– y porque une en un mismo sendero paisajes memorables e historia. Se trata casi en su totalidad de un GR de alta montaña, y en algunos tramos es muy recomendable tener conocimientos de montañismo.

 

Entrenar Transpirenaica

Senderismo de largo recorrido y alta montaña

Etapas y sentido de recorrido

Lo primero es escoger en qué sentido queremos recorrerlo, si empezar en Girona o en Guipúzcoa. La diferencia en caso de escoger un sentido u otro es mínima: tendremos el sol de cara al amanecer si nos movemos hacia el este o al atardecer si nos movemos hacia el oeste. Escoge donde empezar teniendo en cuenta factores como el transporte y la lejanía hasta el punto de inicio respecto a donde tú te encuentras.

Las etapas tienen un recorrido de entre 10 y 25 kilómetros, dependiendo de la zona. Ten en cuenta que cuando recorramos tramos de alta montaña o de bosque avanzaremos más lentamente.

El físico importa

Debemos prestar atención a cómo preparase para el GR-11, porque si se quiere recorrer en su totalidad es un trayecto largo: se necesitan de media unas 44 etapas. Si estás acostumbrado a hacer deporte, la preparación física que tendrás que llevar a cabo para terminar el GR 11 con garantías es menor que la que deberá llevar a cabo una persona más sedentaria. En cualquier caso, no conviene confiarse y no se debe empezar la aventura sin haber dedicado varias semanas a entrenar. Si no eres una persona deportista, debes saber que la manera de coger ritmo y fondo en senderismo es simple: practicar senderismo.

Cómo entrenar

Empieza recorriendo distancias cortas y ve subiendo gradualmente los recorridos. Lo ideal son 3-4 días por semana, aprovechando además los fines de semana para realizar una simulación de etapa. Eso te preparará con garantías. Cuando la fecha de partida se acerque, coge tu mochila, cárgala con el mismo peso que deberás llevar durante todo el trayecto y entrena con ella en la espalda. Lo importante a la hora de empezar el entrenamiento es que no lo hagas con la idea de hacer una cierta cantidad de kilómetros. Escucha a tu cuerpo, al principio empieza con distancias cortas y ve subiendo progresivamente. Si ya has recorrido el archiconocido Camino de Santiago, olvídate totalmente de que sea parecido al GR 11. La Senda Transpirenaica recorre alta montaña y bosques cerrados y recorrer 20 kilómetros en terreno así puede significar toda una jornada de sol a sol.




Preparar la Transpirenaica

En este artículo te explicamos cómo prepararse para el GR 11 o Senda Transpirenaica, y te damos la información que se necesita para afrontar el reto…

No todo son piernas

Las piernas no son la única parte del cuerpo que sufre al hacer senderismo de largo recorrido. Recuerda que llevas una mochila que pesa entre 6 y 10 kilos, por tanto espalda, hombros y lumbares también se resentirán. Haz estiramientos tras terminar la jornada en la montaña: tus músculos recuperarán su elasticidad y lo agradecerás en la etapa siguiente.

En casa del herrero…

No ahorres en material y busca la mejor calidad, empezando por la mochila y las botas, y realiza salidas con el calzado que vas a utilizar y la mochila equilibradamente cargada. En cuanto a las botas intenta no escoger un número justo o las uñas de los pies se resentirán cuando te toque afrontar bajadas. Siempre es mejor que sobre espacio en el zapato y rellenarlo con un buen par de calcetines, que verte atrapado en un calzado demasiado justo, que provoca dolores y molestias. En este otro artículo os explicamos <<Qué no puede faltar en el equipo básico de senderismo si vamos a hacer una ruta de gran recorrido>>.

Pero no todo son una mochila y unas botas. El material auxiliar con el que debes llenar tu mochila es aquel que te permita afrontar problemas e inclemencias meteorológicas. Esterilla, saco de dormir, tienda de campaña (si vamos a dormir al raso), un poncho para la lluvia, una prenda de abrigo, botiquín básico de urgencias (tiritas, alcohol, gasas, crema protectora solar, aguja e hilo para curar ampollas en los pies y repelente de insectos) gorra o sombrero y gafas de sol.