lunes, enero 18, 2021
Inicio Pirineo Pirineo Navarro, rutas entre cultura y naturaleza

Pirineo Navarro, rutas entre cultura y naturaleza

El Pirineo Navarro es uno de los parajes naturales más asombrosos de la península, y es un enclave espectacular por conocer. Naturaleza en estado puro.

Desde el valle de Roncal y la cima de Navarra en la Mesa de los Tres Reyes al deslumbrante otoño en la Selva de Irati. Sin olvidarnos del prepirineo con la Foz de Lumbier y la Foz de Arbayún. Los Pirineos de Navarra son sinónimo de altas cumbres y magníficos paisajes.

En la zona más oriental nos encontramos con los escarpes del macizo de Larra, con el laberinto de karst que culmina en el pico más alto de Navarra, la Mesa de los Tres Reyes; los extensos bosques de la Selva de Irati o valles surcados por profundas foces, como la de Arbaiun. El Camino de Santiago atraviesa los Pirineos y llega a la Colegiata de Orreaga-Roncesvalles para continuar hacia tierras más templadas.

La parte occidental nos asalta con paisajes naturales de ensueño. La cordillera va perdiendo paulatinamente altura, y se humaniza, aparecen aquí y allá caseríos entre verdes prados, en los que pastan rebaños de oveja. Espacios naturales como el Parque Natural de Bertiz.

Las Sierras prepirenaicas de Aralar o el Parque Natural de Urbasa-Andía, desde las que veremos en la lejanía las cumbres de los Pirineos. Hayedos y praderas verdes, surcadas por riachuelos, con simas y cuevas propias de su naturaleza calcárea, como la de Mendukilo (Aralar). Podrás descubrir al completo el rico patrimonio natural y cultural que alberga estas altas cumbres ubicadas al norte de España.

Para aquellas personas que quieren disfrutar de la montaña en su máximo esplendor, las ascensiones por el Pirineo Navarro son aptas para todos los gustos, y si quieres realizar algún trekking, existen rutas por etapas como la Ruta de las Golondrinas o la Senda Camille.

Refugio de Linza con el monte Ezkaurre al fondo
Refugio de Linza con el monte Ezkaurre al fondo

Ascensiones fáciles en el Pirineo Navarro

Las ascensiones a las cumbres pirenaicas son todo un reto, ofrecen un sinfín de rutas en Pirineos, algunos itinerarios exigentes, con un nivel de dificultad elevado, pero también dispone de ascensiones fáciles para hacer, perfectas para disfrutar de la belleza del enclave.

Desde Txamantxoia, Sierra de Abodi, la Peña Ezcaurre, con 2047 m, Ortzanzurieta, la cumbre más alta de Roncesvalles y Urkulu, con 1420 m. Además, cabe destacar las siguientes ascensiones, algunas de las más populares y transitadas por todo tipo de montañistas.

  • Monte Ori. Ubicado en el valle de Salazar, una de las ascensiones más populares gracias a las vistas que ofrece desde la cima. La ruta más sencilla para los aficionados al montañismo es desde el puerto de Larrau porque es la forma más sencilla y rápida.

  • Mesa de los Tres Reyes. La cima más alta de Navarra, cuenta con 2.450m, ubicada en el Macizo de Larra. Ofrece unas panorámicas asombrosas del Pirineo Navarro y de la parte occidental del Pirineo Aragonés. Es la más clásica de la zona, a pesar de su dificultad baja, es necesario tener experiencia andando por terrenos pedregosos.

  • Larrún. Esta cumbre es conocida como el “balcón de la costa vasca” gracias a su privilegiado enclave, entre Francia y Navarra. Tiene una dificultad moderada, apta para todos los públicos y con solo un par de zonas exigentes.

  • Adi. La montaña Adi al norte de Navarra, cuenta con 1475m de altura, es una de las ascensiones más emblemáticas y transitadas de la zona debido a su proximidad a la capital. Es apta para todo los públicos, dispone de etapas sencillas y con paisajes espectaculares del Quinto Real.

Además, destacan ascensiones fáciles en los valles del pirineo navarro, donde no se requiere una condición física especial para realizarlas, existen montañas para todos los niveles en el Valles de Roncal y Salazar, en Baztán o en Aézkoa.

Ascensión a la Mesa de los Tres Reyes / Foto: Eduardo Azcona
Ascensión a la Mesa de los Tres Reyes / Foto: Eduardo Azcona

Rutas en invierno

En invierno, las botas de senderismo dan paso a las raquetas de nieve y el esquí nórdico en Larra-Belagua y en Abodi o la Selva de Irati, donde podemos disfrutar de interesantes paseos entre los bosques.

El Bosque de Irati, está ubicado entre los valles pirenaicos de Aezkoa y Salazar, donde se pueden realizar numerosas rutas. El valle de Salazar rodea el pueblo más bonito de los Pirineos: Ochagavía, en un enclave único. También puedes conocer Orbaitzeta y Aribe, dos núcleos de gran importancia en la zona.

Estas cuencas prepirenaicas y esta zona de la región, son uno de los lugares de montaña más visitados durante el otoño e invierno. Esto es gracias a su gran variedad de rutas de senderismo, pistas de esquí de fondo, sus cumbres y los asombrosos paisajes de los valles.

Valle de Belagua, en la Reserva Natural de Larra

El valle de Belagua, al norte del valle de Roncal, es uno de los parajes pirenaicos kársticos de gran importancia en Europa. En invierno cuenta con más de 22 km de para el esquí nórdico y de numerosas rutas en raquetas de nieve por sus nevados bosques con distintas etapas.

Aquí se pueden realizar numerosas actividades y deportes de naturaleza. Su cumbre más alta es la de la Mesa de los Tres Reyes, con 2.428 metros con uno de los paisajes más bellos de los Pirineos. Tras disfrutar de las rutas y senderismo de Belagua, con rincones repletos de flora y fauna, visita algunos de sus pueblos cercanos.

Nos dejamos perder por Isaba
Nos dejamos perder por Isaba

El Valle del Roncal es ideal para realizar excursiones, puedes visitar también los pueblos de Burgui, Isaba o Uztárroz. Un plan ideal para descubrir la historia y riqueza cultural de la zona.

Senderismo familiar: rutas con niños.

Explorar el Pirineo Navarro con niños es una experiencia cargada de magia. Contamos con interesantes propuestas de rutas familiares: sencillos y divertidos paseos como los del Rincón de Belagua, Orgi, Leurtza o Bertiz, en los que los más pequeños tendrán contacto con la naturaleza a la par que aprenderán de la riqueza de un territorio.

Son excursiones fáciles que se podrán realizar con niños, con un sinfín de atractivos durante todos los recorridos. Su increíble formación geológica, sus paisajes o desfiladeros únicos y sus bosques cargados de leyendas de brujas, lo convierten en un plan perfecto para las familias más aventureras.

Sendero de Orgi

Itinerario: sendero circular. Área Natural Recreativa de Orgi- Guelbenzu – Área Natural Recreativa.

El sendero tiene una dificultad baja con una longitud de 8,4 km y comienza en el área recreativa de Orgi. Durante el trayecto, los más pequeños podrán disfrutar del río Arkil, un bosque de hayas y panorámicas del bosque de Orgi, el valle de Ultzama y los pueblos de alrededor.

La parte más destacada de la ruta es el robledal de Orgi, una zona protegida gracias a sus milenarios robles. Además, el recorrido pasa junto pueblos como Lizaso, Olano y Gorrontz. Si disponéis de tiempo, merecen una parada para conocer la cultura rural de la zona.

Sendero embalses de Leurtza

Itinerario: sendero circular. Área Natural Recreativa – embalses de Leurtza – Área Natural Recreativa.

El sendero es una de las mejores rutas familiares de la zona gracias a su dificultad baja con una longitud de 3,5 km y comienza en el área recreativa de Leurtza, en una zona de merenderos y con numerosos servicios públicos.

El trayecto recorre en primer lugar el embalse inferior, junto a un bosque de hayas y con unos paisajes espectaculares. Después de rodear el segundo embalse, la ruta se adentra en una zona kárstica, junto con un hayedo con los árboles más antiguos del enclave. El recorrido finaliza en una parte de prados para el cuidado de las ovejas.

Foz de Lumbier: una ruta con encanto / Foto: VaqueroFrancis_ Flickr)
Foz de Lumbier: una ruta con encanto / Foto: VaqueroFrancis_ Flickr)

Foz de Lumbier

La ruta de Foz de Lumbier es una de las rutas más visitadas de Navarra, y famosa por sus espectaculares vistas y gran belleza natural. El recorrido original, que consta de 1,5 km que sigue el mismo trayecto que una antigua vía del tren minero que recorría la zona. Actualmente se ha ampliado la ruta para senderistas hasta los 7 km en un recorrido circular fácilmente transitable.

Bosque en el Señorio de Bertiz / Foto: Eduardo Azcona
Bosque en el Señorio de Bertiz / Foto: Eduardo Azcona

Rutas en el señorío de Bertiz

El bosque de Bertiz tiene numerosas rutas para realizar en su interior, aunque la recomendada para hacer con los más pequeños es la senda de Irretarazu. Tiene una longitud de 7 km y comienza en la pista principal del bosque, junto a la Carbonera.

Itinerario: Carbonera – Irretarazu- Pista de Aizkolegi

Un trayecto con una gran riqueza natural y cultural gracias a los paneles informativos que hay a lo largo de toda la ruta. Explican el uso tradicional del bosque, el pastoreo, las construcciones de la zona para almacenar castañas y su principal uso para el carbonero. Una forma de aprender divertida y entretenida para los niños.

Cómo ves, el Pirineo Navarro es un enclave perfecto para disfrutar de numerosas rutas para descubrir el entorno natural y cultural de la zona. Si aún no lo has visitado es momento de dejarte asombrar por ese lugar, tanto para ir en familia, practicar senderismo o para disfrutar de algunas ascensiones aptas para todos los públicos.

Isabel Ramirez
Alma viajera por naturaleza. Turismóloga convertida en redactora digital, si no estoy escribiendo estoy de aventura.
- Advertisment -

Más popular