La atención plena es esa capacidad que tenemos los humanos de conectarnos con el presente. En inglés se denomina “mindfulness” y hace referencia a ese poder con el que recordamos dónde nos encontramos a pesar de estar haciendo diversas actividades.

Mientras caminamos al aire libre, por ejemplo, nuestra mente pasea por miles de pensamientos. La atención plena nos ayuda a reconocer lo que sucede en el momento actual, aunque nos distraigamos recordando hechos pasados o haciendo proyecciones del futuro.

Gracias a ese estado mental evitamos que nos afecten cosas que no están ocurriendo en el aquí y en el ahora, sino que nos enfocamos en vivir el presente. ¿Cómo se logra el “mindfulness” o atención plena? Te traemos algunos consejos para que la practiques mientras haces senderismo disfrutando del contacto con la naturaleza.

Senderismo y mindfullness / Foto: Austin Neill

Senderismo y mindfullness / Foto: Austin Neill

Senderismo consciente: caminando con atención plena

A todos nos pasa que cuando salimos a pasear, nuestra mente comienza a divagar en una infinidad de asuntos y se pierde. Pensamos en qué cenaremos, en cuál vestimenta usaremos para el fin de semana, en los amigos que ya no están,… y para de contar.

Con la atención plena, sin embargo, seremos más conscientes de nuestro interior y de lo que nos rodea mientras practicamos senderismo. Empezaremos a notar el sonido de la respiración, a disfrutar del olor de las plantas, a sentir el contacto con la tierra… en fin, a aprovechar cada instante plenamente.





Si te cuesta enfocar tu mente durante toda la caminata. Comienza practicando con pequeños intervalos de tiempo, aplicando los siguientes consejos para practicar la atención plena en el senderismo:

  • Antes de comenzar a caminar, ponte el objetivo de mantenerte consciente en lo que estás haciendo.
  • En caso de tener una preocupación que lleva días torturándote, déjala ir por un momento.
  • Relájate con unas respiraciones profundas que te ayuden a liberar carga.
  • Puedes centrarte en el aliento y tu respiración si notas que tu mente no se cansa de deambular.
  • Presta atención a los pasos que das e intenta seguir ese ritmo conscientemente.
  • Libera la tensión dejando que los brazos cuelguen a un lado.
  • Cuando se te haga imposible dejar esos pensamientos, detente un instante y reinicia tu mente detallando lo que ves, escuchas, sientes y oyes en el momento.
  • Inhala lo bueno y exhala lo malo. Con tu respiración puedes combatir contra esos pensamientos que te impiden concentrarte. Cada vez que inhales piensa en que tu cuerpo recibe buenas vibraciones y al exhalar asume que retiras aquello que te está haciendo daño.

Una mente saludable

Una mente saludable / Foto: Natalie Collins

Una mente saludable / Foto: Natalie Collins





No resulta sencillo aplicar la atención plena durante el senderismo, pero poco a poco irás aprendiendo las técnicas. Cuando menos te des cuenta estarás conectado fuertemente con cada segundo que va transcurriendo en tu ruta.

Liberar la mente con el “mindfulness” te ayudará a mejorar tu salud mental y corporal, pues dejarás de atormentarte con hechos hipotéticos para dar paso a nuevas experiencias enriquecedoras. Eliminarás el estrés y entrarás en un estado mental de paz.

Si te cuesta mucho concentrarte en el presente durante bastante tiempo, puedes hacerlo por un lapso de 15 o 20 minutos. Será suficiente para limpiar aquello que te hace daño mediante la caminata consciente.

Llegará un momento en que la conciencia plena se convertirá en tu estado natural mientras practicas senderismo o realizas cualquier actividad. Tu mente se silenciará y podrás sintonizar lo que te rodea.

En vez de sufrir y preocuparte, escucharás el ruido de los animales, sentirás el roce del viento, verás los colores de las montañas y olerás el perfume de las flores. ¡Anímate a practicar la atención plena mientras caminas!

 

LEE TAMBIÉN:

SÍGUENOS: TRAVESÍA PIRENAICA está en Facebook