Monte Perdido

Senderistas en el Valle de Ordesa. Detrás el Monte Perdido y el Pico de Añisclo o Soum de Ramond / Foto: Travesía Pirenaica
Senderistas en el Valle de Ordesa. Detrás el Monte Perdido y el Pico de Añisclo o Soum de Ramond / Foto: Travesía Pirenaica

Uno de los emblemas de los Pirineos. Con sus 3.355 metros esta cumbre ofrece preciosas vistas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, y de los picos de más de tres mil metros que lo rodean. Desde la cima se pueden apreciar el Cilindro de Marboré, Marboré, y la cresta de los picos de la cascada de Gavarnie. Ideal para subirlo durante un fin de semana haciendo noche en el cómodo refugio de Góriz, o haciendo acampada libre bajo las estrellas —el refugio suele estar masificado en temporada alta—. Sin embargo, no es apto para montañeros sin experiencia, ya que el último tramo de la subida llamado la Escupidera, se ha convertido en uno de los puntos negros del Pirineo.

Teide

Teide / Foto: krzysztof kowalik
Teide / Foto: krzysztof kowalik

Es la cumbre del territorio español de mayor altitud con sus 3.718 metros. Además, es tercer volcán más grande del mundo. Aunque se encuentre en Tenerife, si el tiempo ayuda, desde la cima se puede disfrutar de las vistas del archipiélago canario por completo. Es un lugar de gran valor ecológico gracias a su fauna y su flora.

Mulhacén

Cara norte del Mulhacén / Foto: Carlos Serra [CC-BY-SA-3.0]
Cara norte del Mulhacén / Foto: Carlos Serra [CC-BY-SA-3.0]

Con sus 3.482 metros es la montaña más alta de la Península Ibérica. Está situada en Sierra Nevada, en Granada. Esta cordillera es única, y gran parte de ella es considerada área protegida.

Aneto

Aneto / Daniel Maldonado (Flickr)
Aneto / Foto: Daniel Maldonado (Flickr)

Llegar a coronar su gran cruz es coronar los Pirineos. Con sus 3.404 metros es el techo de la cordillera. Sus vistas panorámicas de los Pirineos son incomparables. Aunque la ascensión por su vía normal exija una buena preparación física, en verano no requiere mucho nivel técnico. Sin embargo, su último paso, el Paso de Mahoma, no es apto para aquellos que sufran de vértigo —para montañeros experimentados—. Una cresta entre abismos lleva directamente al montañero a la cima. Un buen reto para superar tus miedos.

Veleta

Veleta desde la cima del Mulhacen / Foto: Carlos Serra (CC-BY-SA-3.0)
Veleta desde la cima del Mulhacen / Foto: Carlos Serra (CC-BY-SA-3.0)

El Veleta (3.398 metros) es una de esas montañas soñadas por los deportistas. Está en Sierra Nevada, Granada. En invierno, sus pistas de esquí son las más altas de España. Gracias a la telesilla, podrás llegar casi hasta la cumbre y descender por sus amplias y largas palas de nieve. Sin embargo, en verano las telesillas no dejan de funcionar, ya que las pistas de esquí se convierten pistas de descenso para ciclistas. Es una montaña dirigida a los amantes de la adrenalina. Las pistas que la rodean hacen que la rehuyan algunos montañeros. 

Montañas del Fuego

Excursión a las Montañas de Fuego/ Timanfaya en la isla de Lanzarote / Foto: Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga) (vía Wikimedia Commons)
Excursión a las Montañas de Fuego/ Timanfaya en la isla de Lanzarote / Foto: Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga) (vía Wikimedia Commons)

La altura de una montaña no mide la espectacularidad de la misma, y las Montañas del Fuego son claro ejemplo de ello. La cota más alta llega a los 510 metros, pero ofrece un paisaje volcánico único. Estos volcanes se encuentran en el Parque Nacional de Timanfaya, en Lanzarote. Es muy recomendable conocerlas aprovechando las rutas que recorren los senderos de Tremesana y el Litoral.

Naranjo de Bulnes

Urriellu / Foto: Jorge Díaz (CC-BY-SA-3.0)
Urriellu / Foto: Jorge Díaz (CC-BY-SA-3.0)

El Naranjo de Bulnes conocido en asturiano como Picu Urriellu es sin lugar a dudas uno de los lugares más espectaculares de los Picos de Europa y de toda la Península. Esta montaña se eleva hasta los 2.519 metros. Aunque no sea el pico más alto de la Cordillera Cantábrica su gran pared vertical de 550 metros en la vertiente oeste, hace que sea uno de los picos en España que más escaladores atrae.

Montañas de Montserrat

Montañas de Monserrat / Foto: elementus
Montañas de Monserrat / Foto: elementus

Su única y peculiar morfología hace que este macizo rocoso sea uno de los emblemas de Cataluña. Este macizo está situado a solo unos 30 kilómetros de Barcelona. Las formas que toman las rocas hacen que este macizo sea único.

Balaitús

Balaitús / Foto: Jordi Guilleumes (Wikimedi Commons)
Balaitús / Foto: Jordi Guilleumes (Wikimedi Commons)

El Balaitús (3.144 metros) es una de las cumbres que más visitas recibe en los Pirineos. Esta cima fronteriza entre España y Francia da comienzo a los Altos Pirineos por el oeste. La Brecha Latour y La Gran Diagonal son las rutas más espectaculares y habituales para hacer cumbre. Es una de esas cumbres de más de tres mil metros que uno no puede dejar sin subir.

Madaleta

Glaciar de la Maladeta y pico / Foto:  Tat (CC-BY-SA-2.5)
Glaciar de la Maladeta y pico / Foto: Tat (CC-BY-SA-2.5)

Está situada en el área protegida del Parque Nacional Posets-Maladeta. Su cumbre, que está a 3.308 metros de altitud ofrece espectaculares vistas de montes de más de tres mil metros como son el Aneto (3.404 metros), que es el techo de los Pirineos o el Posets (3.375), que la segunda cumbre más alta de la cordillera.

Els Encantats

Els Encantats / Foto: Airunp (wikimedia commons)
Els Encantats / Foto: Airunp (wikimedia commons)

Las agujas gemelas de 2.748 metros ofrecen vistas del Parque Nacional de Aigüestortes situada en Lleida. Este parque se caracteriza por su gran concentración de lagos (ibones). Aquí se encuentra la mayor concentración de lagos pirenaicos de los Pirineos. Como consecuencia, son muchas las espectaculares cascadas que descienden sobre los barrancos.

Peñalara

Circo y cima de Peñalara / Foto: Miguel303xm (CC-BY-SA-2.5)
Circo y cima de Peñalara / Foto: Miguel303xm (CC-BY-SA-2.5)

Peñalara (2.428 metros) es el pico más elevado de la Sierra de Guadarrama, situada entre Segovia y Madrid. Los extensos bosques, y las grandes montañas rocosas hicieron que este lugar fuera nombrado parque nacional en el 2013.

Almanzor

Cuerno del Almanzor / Foto: Totemkin (CC-BY-SA-3.0)
Cuerno del Almanzor / Foto: Totemkin (CC-BY-SA-3.0)

Con sus 2.592 metros es el pico más elevado del Sistema Central. Situado en la sierra de Gredos, en Ávila, merece la pena acudir a visitarla por los paisajes remotos y únicos que lo rodean. Las cuchillas afiladas del circo de Gredos, y sus lagunas glaciares son lugares que uno debe visitar.

Pico Maldito

Punta Astorg / Foto: Philippe Quéinnec (vía Wikimedia Commons)
Cresta del Medio  / Foto: Philippe Quéinnec (vía Wikimedia Commons)

Atrae tanto su nombre como las vistas que lo rodean. Es el cuarto pico más elevado de los Pirineos, y está situado en el Parque Nacional Posets-Maladeta. La larga cresta con forma de cuchilla que rodea a este pico es una aventura para los amantes del alpinismo y escalada.

Monte Gorbea

Cumbre y cruz del Gorbea / Foto:  Basotxerri [CC-BY-SA-4.0]
Cumbre y cruz del Gorbea / Foto: Basotxerri [CC-BY-SA-4.0]

Situado entre Álava y Vizcaya, es la cumbre más elevada del macizo que lleva el mismo nombre. El ascenso a esta montaña discurre por senderos y amplios prados que no requieren experiencia en la alta montaña. Ideal para realizar excursiones con amigos o en familia.

Aitxuri

Aizkorri / Foto: Iñaki LL [CC-BY-SA-4.0]
Cresterío y Ermita de Aizkorri / Foto: Iñaki LL [CC-BY-SA-4.0]

Situado en la sierra de Aizkorri, es el punto más elevado gracias a sus 1.551 metros. Ofrece vistas de gran parte de Gipuzkoa y también de las llanuras de Álava. Tras recorrer una larga y bonita cresta sin una dificultad excesiva, llegarás a la cima de Aizkorri; una de las cumbres más emblemáticas de las montañas del País Vasco.