miércoles, junio 29, 2022
InicioMontañaEntrenamientoPruebas de esfuerzo en deportes de montaña

Pruebas de esfuerzo en deportes de montaña

Para practicar deportes de montaña se debe valorar las capacidades con que se cuenta. Se debe descartar la presencia de algún problema de salud que pueda llegar a poner en riesgo la vida en el caso que ese deporte se practique de forma constante. Por ello es necesaria una evaluación médica previa y un elemento fundamental en ella son las pruebas de esfuerzo en deportes de montaña.

¿Qué es la prueba de esfuerzo?

La prueba de esfuerzo es un test cuya función es determinar las capacidades atléticas de cada deportista o persona, como los umbrales, su capacidad de recuperación de un esfuerzo físico o el potencial que tiene para desarrollar un esfuerzo, como el caso de la práctica de una actividad de montaña.

Una prueba de esfuerzo se divide en dos partes:

  • Una parte que mide el rendimiento deportivo, en la cual se analiza tanto el oxígeno que se está consumiendo como el CO2 que se está expulsando y resulta en una serie de gráficas con las que es posible estimar el consumo máximo de oxígeno y los umbrales. Esta parte es de un interés especial para los preparadores físicos, ya que les permite evaluar el rendimiento.
  • La otra parte de la prueba determina en tiempo real la actividad eléctrica del corazón y en ella se registra la presión arterial, la velocidad y la pendiente de la cinta. El aspecto de mayor importancia es medir el nivel de esfuerzo físico tomando como base la frecuencia cardiaca. Esta parte es la que les interesa especialmente a los médicos.

La prueba de esfuerzo en la prevención de la muerte súbita

En los últimos años, debido al auge de las actividades de montaña, también se ha incrementado el número de casos de muerte súbita. Para prevenirla en competición se ha implantado un modelo de evaluación médica antes de la participación en un evento o actividad deportiva. Este modelo ya se ha probado en otros países y su objetivo es disminuir los casos de muerte súbita detectando los problemas cardíacos que la pueden causar.

En el caso específico del modelo italiano, consiste en una serie de exámenes progresivos que van desde electrocardiogramas básicos hasta las pruebas de esfuerzo que se hacen a los deportistas. Las pruebas se hacen de acuerdo con los resultados que se vayan obteniendo y han sido de utilidad para detectar potenciales causas de muerte súbita que nunca fueron diagnosticadas. De igual manera, se detectan eventos que pudiesen llegar a ser en el futuro potenciales causas y para su control requieren de un seguimiento continuo.

La experiencia ha indicado que llevar a cabo este tipo de pruebas antes de realizar una actividad o una competencia es una medida preventiva eficaz, ya que se salvan vidas gracias a ese sencillo historial médico que se le hizo a la persona y a ese electrocardiograma que se le practicó.

Aspectos de interés en la prueba de esfuerzo

¿Cuándo se debe hacer la prueba de esfuerzo?

Siempre será un buen momento para hacerse una prueba de esfuerzo. Dentro de actividades de alta demanda física, para quienes no siguen un entrenamiento planificado, lo recomendable es que se hagan la prueba de esfuerzo a la mayor brevedad posible con el fin de descartar problemas.

Para aquellas personas que llevan un entrenamiento planificado, lo más conveniente será que la hagan una semana antes de iniciar la fase en donde se alcanzan las más altas intensidades. De esta manera podrán conocer los umbrales a fin de programar el entrenamiento.

¿En qué condiciones se hace la prueba de esfuerzo?

  • Comer ligero unas dos o tres horas antes de la prueba.
  • Quien se vaya a realizar la prueba debe realizar un entrenamiento suave en las 24 horas previas a la cita.
  • Evitar el consumo de sustancias estimulantes como café o ginseng.
  • Se debe llevar ropa deportiva para la prueba, además de la ropa de cambio y la toalla.
  • No tomar medicamentos, pues pueden verse alterados los valores a estudiar.

¿Cómo se hace la prueba de esfuerzo?

  • Generalmente, el equipamiento que se emplea en este tipo de pruebas es el tapiz rodante.
  • Una vez que la persona haya subido a la cinta, la velocidad se irá aumentando progresivamente durante unos 15 minutos, hasta alcanzar el esfuerzo máximo de cada deportista.
  • Por el nivel elevado de esfuerzo que esta prueba representa, es recomendable que antes se lleve a cabo un electrocardiograma.

Conclusiones

Además de proporcionarte seguridad en la actividad que estás practicando, la prueba de esfuerzo en deportes de montaña te indicará si estás realmente preparado para lograr un objetivo específico.

Una prueba de esfuerzo se debe incluir como paso previo a un periodo de entrenamiento. De esta manera, es posible obtener información valiosa, tanto a nivel de seguridad propia —salud—, como para mejorar el rendimiento y marcar los niveles objetivo.

FUENTES: Seguridad Y Rescate / Made in Mountain

- Advertisment -

Más popular