viernes, junio 17, 2022
InicioMontañaSeguridadSeguridad en el senderismo

Seguridad en el senderismo

Actualmente, dentro de los deportes de montaña, el senderismo es la actividad que estadísticamente más prefieren los españoles. Por ello es la actividad de montaña que presenta mayor porcentaje de accidentes. Para conocer las causas de estos índices, y las medidas de prevención que se vienen aplicando, a continuación te hablamos sobre la seguridad en el senderismo.

¿Por qué hay tantos accidentes en el senderismo?

Las principales razones de la cantidad de accidentes que ocurren durante la práctica del senderismo son las siguientes:

  • Hay un gran número de personas practicando el senderismo y entonces, por la lógica de la proporcionalidad, los accidentes en esta actividad tienen que ser superiores al de otras prácticas deportivas que son desarrolladas por una menor cantidad de deportistas.
  • Los cuatro primeros factores precursores de accidentes en montaña son: la sobreestimación de posibilidades, la falta de experiencia o de técnica, la falta de planificación y la falta de preparación física.
  • En el senderismo no es fácil entender que se requiere cierta formación ni mucho menos tecnificación. Se cree que con un poco de experiencia se puede hacer la actividad y eso hace que muchos senderistas no planifiquen bien las actividades.
  • Los factores que ocasionan los accidentes en general se dividen en tres grupos: el de las caídas al mismo nivel, el de los problemas físicos en general y el de las desorientaciones o pérdidas.
  • La alta accidentalidad en esta actividad se debe a la falta de preparación de los senderistas. Así, no se percibe el riesgo que hay en el medio natural, no se planifica bien y tampoco se toma en cuenta la preparación física.

LEE TAMBIÉN: Las principales causas de los accidentes de montaña.

Cómo reducir la accidentabilidad en el senderismo

Con el fin de disminuir el índice de accidentalidad en el senderismo, se encuentran en los primeros niveles la formación y la divulgación de medidas que disminuyan los accidentes.

También la Fedme ha diseñado un código de seguridad en montaña. El mismo puede ser el primer paso para comenzar a planificar mejor las actividades y de este modo controlar la sobre estimación de posibilidades, que es uno de los factores precursores en la mayoría de los accidentes.

Este código de seguridad presenta cinco aspectos relevantes a la hora de planificar las actividades:

  • Preparación del itinerario.
  • Equiparse adecuadamente.
  • Revisión de la meteorología.
  • Conocerse a sí mismo.
  • Dejar dicho a dónde se va.

Preparación del itinerario

Para lograr una adecuada preparación del itinerario lo primero es comenzar por fijarte unos objetivos que sean reales. Sobre todo, hay que recordar que el objetivo al que te vas a enfrentar tiene que formar parte de lo que tú quieras y no de ir forzados por lo que ves en los medios de comunicación o lo que hacen otras personas.

Es necesario establecer itinerarios que realmente se correspondan con tus posibilidades. Preparar un itinerario pasa por buscar información confiable, que pueda ser contrastada, como por ejemplo las federaciones autonómicas, libros de autores conocidos, incluso en Internet si la información compartida es buena.

No se puede trabajar con croquis, hay que trabajar con mapas y, por lo tanto, uno de los pasos iniciales es aprender a leer uno y a poder medir sobre él. En un mapa es posible medir características básicas de la planificación de tu actividad como la longitud, el desnivel, posibles obstáculos que presente la orografía y otros.

Una actividad que vaya a durar una jornada requiere una planificación de muchas horas de anticipación.

Equiparse adecuadamente

Para equiparse correctamente en el senderismo hay que recordar que el calzado forma parte fundamental del equipamiento. Por ello, se debe elegir un calzado no solamente adecuado para la actividad que vamos a hacer, sino que tenga en cuenta el medio natural y la época del año en el que lo vamos a utilizar.

Un tipo de calzado muy ligero implica recibir un mayor impacto en los pies, mayor distorsión en los tobillos, rodillas y caderas. Unas botas con un poco de caña siempre te dan más equilibrio y mucho más control de los movimientos y, por lo tanto, va a ser un calzado un poco más seguro.

Para el cuerpo siempre hay que pensar en función de tres capas: una primera capa muy transpirable, una capa de abrigo ligero y una capa exterior impermeable y transpirable. Debe ir acompañada con la mochila adecuada.

En ocasiones se ven en la montaña mochilas muy pequeñas donde se puede llevar muy poco y esto siempre va a hacer que dejes en casa, elementos básicos como un botiquín, una ropa de repuesto, una manta de supervivencia y la provisión diaria y con una reserva para casos de emergencia.

Debes tener un GPS y el teléfono cargado y apagado para tenerlo disponible en caso de emergencia. Con estas cosas ya irías bien equipado a hacer tu ruta.

Revisión de la meteorología

Se trata de un dato de mucho valor. Sin embargo, según las estadísticas no se ve que la meteorología haya dejado de ser prevista por las personas que tuvieron el accidente. Lo que pasa es que los datos de meteorología que se obtienen no son los adecuados.

Por esta razón, la formación es fundamental y además es importante que los que practican el senderismo tengan una práctica en la meteorología y requieren una formación un poco teórica y también práctica de conocimiento del pronóstico del tiempo.

Conocerse a sí mismo

Uno de los puntos más valiosos del código de seguridad es conocerse a sí mismo. Tienes que saber cuál es tu respuesta orgánica y psicológica a la actividad que realizas.

Debes saber qué longitud puedes caminar, qué desnivel eres capaz de superar y cuántas horas de marcha puedes llevar a cabo. Todo esto pasa por la experiencia adquirida en actividades y la adaptación a la actividad en cuestión.

Generalmente, el entrenamiento y la adaptación a la actividad no es algo que sea común en los senderistas. Sin embargo, es necesario tener adaptados los grupos musculares que intervienen y tener cierta capacidad aeróbica.

Dejar dicho adónde se va

No se debería efectuar ninguna actividad sin haber dejado una fuente de información a una persona confiable de tu entorno sobre cuál va a ser tu tipo de actividad, desde dónde vas a salir, quiénes vais, el número de matrícula del coche, si vas a pasar por refugios o pueblos donde puedas ser contactado.

Conclusión

Siendo el senderismo una de las actividades practicadas por mayor cantidad de personas, no es raro que sea el deporte de montaña con mayor porcentaje de accidentes. Las razones de este índice y las medidas para reducirlo forman parte del sistema de seguridad en el senderismo.

Fuente: Fedme

- Advertisment -

Más popular