• Distancia: 56 km
  • Altura máxima: 902.34 m
  • Altura mínima: 791.45 m
  • Desnivel positivo: 314.66 m
  • Desnivel negativo: 314.04 m

Camino de Santiago Septima Etapa

Etapa Corta que nos vendrá bien para reponer fuerzas para que lo se aproxime en las siguientes jornadas, y que nos permitirá disfrutar un poco de la maravillosa ciudad de León.

Esta etapa resulta monótona y no muy bonita, quizás lo mejor como ya hemos reseñado nos espera al final, cuando llegamos a León y disfrutamos de la ciudad.

Salimos de Sahagun por un camino rodeado de chopos y pronto tomamos un camino paralelo a la carretera que nos conduce a una bifurcación, que para bicicletas si o si es recomendable continuar de frente y tomar el Real camino francés, sino queremos acabar de castigar aún más nuestras posaderas por un camino adoquinado y que para ciclistas se torna en pesadilla.

Este camino no es más que un monótono recorrido junto a la carretera que nos acompañara durante los próximos 32 kilómetros,el primer pueblo que nos encontramos es Bercianos del Real Camino (km 23) y luego El Burgo Ranero (km 30,6), este paisaje no nos abandonará hasta salir de la siguiente población de paso, Reliegos.

En 6 km y abandonando por fin la pista que tomamos al inicio de la etapa, pasando por un viaducto y sorteando zonas de regadío accedemos a la localidad de Mansilla de las Mulas (km 39).

Pasamos las localidades de Villamoros de Mansilla, Puente Villarente y tras una leve ascensión Arcahueja (km 49,5). Después de esta población el tramo se recrudece con varios toboganes.

A partir de esta localidad ya se intuye la urbe de León, mucho más tráfico y lo que conlleva el acceso de una ciudad

Llegamos a León una ciudad mal señalizada para los peregrinos,pero pronto nos damos cuenta que es uno de los puntos especiales de este camino.

Ya sólo nos queda descansar y disfrutar de lo que esta ciudad nos ofrece.